Para Vecchio, el único «obstáculo» que hay en Venezuela para salir de la crisis es Maduro, y aseguró que de continuar en el poder, «la presión a nivel económico y social le será insostenible”.

El embajador de Venezuela en Estados Unidos, Carlos Vecchio, aseguró que la administración de Donald Trump solo quiere una salida rápida a la crisis en Venezuela.

 “Trump se encuentra 5 pasos por delante de su administración en cuanto al tema de Venezuela y para él Venezuela es prioridad”, enfatizó Vecchio este 9 de abril en una entrevista radial al periodista César Miguel Rondón.

En este sentido, el embajador dice que el único «obstáculo» que hay en Venezuela para salir de la crisis es Nicolás Maduro, señala nota de El Universal.


“Todo el círculo de Maduro sabe que la situación es inviable. Se entiende es tóxico, y si no decide salir ya, la presión a nivel económico y social será insostenible”, declaró el diplomático.

Sostuvo que el mensaje de la administración del gobierno norteamericano es claro: “o Maduro negocia su salida, o alguien la va a negociar por él”.

Por otra parte aseveró que el líder opositor Juan Guaidó y su equipo no poseen cuenta en dólares, detallando que por el contrario se necesita ayuda internacional.

«Se ha querido crear una matriz donde se dice que el gobierno interino tiene cuentas en dólares, y eso es falso. Necesitamos ayuda internacional y para que esto se logre se debe materializar el gobierno de emergencia», afirmó Vecchio ar el gobierno de emergencia», afirmó Vecchio

El plan para financiar la lucha contra la pandemia de coronavirus no recurrirá a la emisión de deuda comunitaria europea, los conocidos como «coronabonos», sino que recurrirá a otros mecanismos.

«Hoy la solidaridad europea es aún más fuerte, los europeos se enfrentan al reto de la pandemia del coronavirus y es importante que todos hayamos dado una respuesta común», dijo al iniciar una breve comparecencia el ministro federal de Finanzas alemán Olaf Scholz después de la reunión del Eurogrupo.

Además del reto sanitario, dijo, «se trata de la seguridad de los puestos de trabajo y de que las empresas puedan sobrevivir a la crisis y tras ella puedan seguir su actividad con éxito».

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea aprobaron, tras días de negociaciones infructuosas en los que se llegó a poner en duda la propia supervivencia del proyecto de unidad europeo, un plan de rescate económico para enfrentar el impacto de la pandemia del coronavirus con ayudas por 500.000 millones de euros, aunque sin recurrir a la emisión de deuda común (los habitualmente llamados «eurobonos», rebautizados como «coronabonos» al tratar de aprobarlos de urgencia por la crisis).

«Europa ha tomado una decisión y está lista para enfrentar la gravedad de la crisis», tuiteó el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, tras el encuentro, que acabó «con los aplausos de los ministros», según Mario Centeno, ministro de Finanzas portugués que preside el Eurogrupo.

Por otro lado, Bachelet reconoció que muchas de las medidas que se están tomando en el mundo son necesarias y «difíciles» para las autoridades

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó este jueves 9 de abril su temor por las medidas que tomen algunos gobiernos en la emergencia para frenar el avance del covid-19, sean usadas para introducir «cambios represivos» que se prolonguen incluso cuando termine la pandemia.

«Me preocupa profundamente la adopción por parte de algunos países de poderes ilimitados de emergencia, no sujetos a revisión», señaló, añadiendo que en algunos casos «la epidemia se está usando para justificar cambios represivos de la legislación convencional, que seguirán en vigor mucho después del final de esta emergencia», informó EFE.

Bachelet manifestó su inquietud durante una sesión virtual del Consejo de DDHH y en su ponencia evitó dar ejemplos concretos de cuáles serían las naciones que estarían incurriendo en esta situación. Sin embargo, reconoció que muchas de las medidas que se están tomando en el mundo son necesarias y las decisiones de las autoridades son «muy difíciles».

Sin embargo, la actual situación excepcional «no es un cheque en blanco para olvidar las obligaciones con los derechos humanos», afirmó Michelle Bachelet.

La alta comisionada insistió en que las medidas de emergencia deben ser «necesarias y proporcionadas», y subrayó que debe informarse claramente a las poblaciones sobre su contenido y duración.

También dijo tener inquietud por los pasos dados por algunos gobiernos para imponer restricciones a la libertad de prensa y de expresión, justificadas en el combate a supuesta «desinformación» pero que podrían dirigirse contra cualquier crítica, alertó.

«En algunos países se ha informado de periodistas sancionados por reportar sobre escasez de mascarillas, trabajadores sanitarios reprendidos por decir que no tienen suficiente protección, o gente detenida por hablar de la pandemia en redes sociales», denunció.

En días pasados, una investigación de la BBC advirtió que la crisis del coronavirus podría servir a gobiernos autoritarios para coartar las libertades democráticas.

Aunque muchos de estos gobiernos, inicialmente, desestimaron la gravedad del covid-19, la pandemia ha originado nuevas funciones a los militares, el cierre de fronteras y la exaltación del nacionalismo.

También se corre el riesgo de que, en medio de la pandemia, se debiliten las democracias.

Según las pesquisas, la presencia militar parece lógica si, como afirman casi todos los gobernantes, esta crisis es «una guerra», como si se tratase de enfrentar a un Estado o un grupo insurgente.

Un aspecto que coadyuva a la tendencia autoritaria es que el covid-19 coincide con la tendencia global a contar con menos democracias. Según el instituto Freedom House, desde 2006, 64 países son menos democráticos, en tanto 37 gozan de menos libertades. Fuente: Tal Cual

La universidad Johns Hopkins indicó que las cifras suponen un incremento del 70% de fallecidos y del 50% en cuanto a infectados en menos de una semana.

Los contagios por el nuevo coronavirus alcanzaron el millón y medio en todo el mundo y el número de muertes ya superan las 87.000, según los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins.

Estas cifras suponen un incremento del 70% de fallecidos y del 50 % en cuanto a infectados por el virus en menos de una semana, ya que, según este recuento independiente, el pasado día 2 los contagiados llegaron al millón de personas y los muertos a 51.000.

El recuento de la Universidad Johns Hopkins indica que ya son 1.500.830 los casos confirmados de COVID-19, la enfermedad que causa el nuevo coronavirus, y que los muertos ascienden a 87.984.

Por su lado, los pacientes recuperados son 318.068.

Paramédicos trasladan a un paciente a la sala de emergencias en el centro médico Maimonides, en Brooklyn, Nueva York. (Foto tomada el 07.04.2020)

EE.UU. e Italia, los más castigados

El mayor número de contagios se concentra en Estados Unidos., foco de la pandemia, donde hoy se superó la cifra de 400.000 contagios (402.923 en total) y se han producido 14.390 muertes.

Sin embargo, en cuanto a víctimas de la enfermedad, la lista la encabeza Italia, con 17.669 muertos y 139.422 casos, seguida por España, con 146.690 infectados y 14.792 fallecidos.

China, país en el que surgió el coronavirus, suma 82.809 contagios y 3.337 defunciones, de las cuales casi la totalidad (3.213) corresponden a la provincia de Hubei, origen del brote. 

Se da la circunstancia de que las autoridades chinas levantaron hoy las medidas de cuarentena en Wuhan, la capital de la provincia centro-oriental de Hubei, en la que desde el 23 de enero se habían restringido todas las salidas re la urbe.

Francia, con 110.070 casos y 10.887 muertes, y Alemania, con 109.329 contagios y comparativamente tan solo 2.208 víctimas mortales, han superado a China en cuanto al impacto del COVID-19.

El dirigente cocalero está siendo acusado por la fiscalía por los delitos de terrorismo y narcotráfico.

La Policía Boliviana detuvo al dirigente cocalero que fue filmado recibiendo por teléfono instrucciones supuestamente del expresidente Evo Morales para bloquear el ingreso de alimentos a las ciudades durante la crisis política y social vivida en Bolivia en noviembre pasado.

El dirigente Faustino Yucra, buscado desde hacía meses, fue aprehendido por policías y un fiscal en el municipio de Tarabuco, en la región sureña de Chuquisaca, informó el fiscal de ese departamento boliviano, Mauricio Nava, según un comunicado del Ministerio Público.

«El sindicado se encontraba escondido en un domicilio particular y en estos momentos está siendo trasladado a la ciudad de Sucre (la capital de Chuquisaca y de Bolivia) para posteriormente ser remitido a la jurisdicción donde se ha iniciado la investigación por los delitos de narcotráfico y terrorismo”, dijo Nava, citado en la nota.

En el registro de la vivienda donde estaba Yucra se encontraron objetos como nueve teléfonos móviles que serán registrados en el acta correspondiente, añadió el fiscal.

El dirigente cocalero aparece en un vídeo difundido en noviembre, mientras supuestamente conversa por teléfono con Evo Morales, quien entonces se encontraba en México tras renunciar a la Presidencia boliviana y dejar el país denunciando un golpe de Estado para derrocarlo. 

Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseveró que «no deberíamos perder tiempo echando la culpa a otros» y también pidió a Washington y Pekín, «unir fuerzas para combatir a este peligroso enemigo»

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió este miércoles al presidente estadounidense, Donald Trump, que “no politice el virus”, en alusión a las críticas del mandatario sobre la relación entre la organización y el gobierno chino.

También pidió a Washington y Pekín, “unir fuerzas para combatir a este peligroso enemigo”, en alusión a la pandemia del COVID-19, reseñó AFP.

Trump acusó en días pasados a la OMS “parece estar muy sesgada hacia China”, tras recordar que en los inicios de la pandemia del coronavirus, la OMS señaló que prohibir los viajes al gigante asiático, epicentro de este nuevo brote viral, no era aconsejable.

“Eso no está bien”, dijo Trump, recordando que una de sus primeras medidas, en enero, fue prohibir la llegada de vuelos procedentes de China.

“La OMS realmente se equivocó”, escribió. “Por alguna razón, está financiada en gran parte por Estados Unidos, pero muy centrada en China. Vamos a analizarlo más de cerca”, agregó.

“No deberíamos perder tiempo echando la culpa a otros”, aseveró Tedros en rueda de prensa telemática en Ginebra.

Así lo confirmó la cartera sanitaria, que ha procesado casi 40.000 pruebas en todo el país para descartar la Covid-19

El Ministerio de Salud peruano reportó este miércoles que el país andino contabiliza un total de 4.342 contagios de covid-19 y 121 fallecimientos.

Asimismo, actualmente hay 512 pacientes hospitalizados y de ellos 113 están siendo tratados con cuidados intensivos y ventilación mecánica. Por otro lado, 1.333 personas ya fueron dadas de alta.

En cuanto a los análisis, el Gobierno detalló que hasta el 8 de abril se realizaron 39.599 muestras, y 35.257 individuos dieron negativo.

“Para evitar la propagación del covid-19, el Gobierno ha decretado que la población debe mantener aislamiento domiciliario”, finaliza el comunicado de la cartera sanitaria.

Este miércoles 8 de abril el senador estadounidense, Bernie Sanders, representante del ala izquierdista de los demócratas, anunció su retiro de la contienda por la nominación del partido a las elecciones presidenciales de noviembre, lo que deja como único aspirante progresista al exvicepresidente Joseph Biden.

“Termina la campaña, pero la lucha continúa”, afirmó un comunicado del equipo de campaña de Sanders.

El senador, de 78 años, arrancó las primarias como favorito, pero fue perdiendo impulso a medida que la contienda electoral, que comenzó con una veintena de aspirantes, se fue reduciendo, reseñó El Comercio.

Sanders, quien se define como un socialista demócrata, basó su campaña en una ambiciosa agenda para instaurar un sistema de salud público y gratuito en EE.UU.

El moderado Joe Biden, que fue vicepresidente de Barack Obama (2009-2017), lideraba por el momento la contienda demócrata con 1217 delegados por delante del que hasta ahora ha sido su rival, Sanders, que contaba con 917, todavía lejos de los 1991 compromisarios que se necesitan para obtener la nominación.

Como consecuencia, y si no hay sorpresas de última hora, las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre en EE.UU. se decidirán entre Biden y el actual presidente, el republicano Donald Trump, quien ya ha anunciado su intención de buscar la reelección.

Colombia confirmó 201 casos nuevos de COVID-19, la cifra diaria más alta desde que se informó del primer contagio hace un mes, y llegó a 1.780 enfermos, de los cuales han fallecido 50.

El crecimiento del número de casos coincide con el aumento de las pruebas, pues según el Ministerio de Salud, «hoy se procesaron 2.559, es decir, 658 pruebas más» que las 1.901 del lunes.

De los nuevos casos, 85 fueron detectados en Bogotá y el resto en los departamentos del Valle del Cauca (40), Antioquia (26), Quindío y Atlántico (11), Risaralda (8), Bolívar (7), Cundinamarca y Córdoba (4), Magdalena (2), Cauca, Cesar y Nariño (1).

Las autoridades también informaron de cuatro nuevos fallecidos por la COVID-19: una mujer de 53 años y un hombre de 73 en Bogotá, así como una mujer de 83 en Cali y otra de 85 en Neiva, capital del Huila (sur), con lo que el total de víctimas mortales en Colombia asciende a medio centenar.

En la capital colombiana están casi la mitad de los contagiados, 861 en total, mientras que los otros dos grandes focos del país son el Valle del Cauca (250) y Antioquia (209).

Les siguen los departamentos de caribeños de Atlántico y Bolívar con 63 cada uno, así como los andinos de Cundinamarca (60), Risaralda (44), Huila y Quindío (34). EFE

La epidemia de COVID-19 deja hasta el momento 50 fallecidos y 1.780 contagiados en el país cafetalero.

El gobierno colombiano pidió al Fondo Monetario Internacional (FMI) acceso a un crédito contingente de 11.000 millones de dólares para garantizar liquidez financiera en caso de ser necesario por la pandemia del coronavirus, dijo el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Durante una sesión virtual de la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes, el funcionario dijo que el gobierno está enfocando sus esfuerzos en cuatro áreas: salud pública, crisis humanitaria, frente económico y las provisiones para mitigar posibles efectos en el sector financiero.

«Tenemos reservas internacionales, tenemos unas luchas permanentes por conseguir recursos adicionales, el Fondo Monetario Internacional en este momento está estudiando nuestra solicitud de que tengamos acceso como país a los 11.000 millones de dólares de lo que se llama facilidad de liquidez», manifestó.

Carrasquilla añadió que Colombia tiene acceso al crédito contingente del FMI por su buen manejo económico y aseguró que por el momento no se vislumbra una crisis financiera en el país, pero que en todo caso hay que estar preparados.

El pasado 19 de marzo Colombia solicitó formalmente al FMI la renovación de la Línea de Crédito Flexible por cerca de 11.000 millones de dólares que está vigente hasta mayo próximo.

La renovación de esa línea de crédito no implica que el país vaya a pedir el desembolso de esos recursos, pues se trata de un dinero para contingencias que se sumaría a las reservas internacionales del país en caso de ser utilizado.

En Colombia rige desde el pasado 25 de marzo una cuarentena obligatoria para mitigar la propagación del coronavirus que hasta el momento deja 1.780 contagiados y 50 muertos, medida que, aunque necesaria, causa un freno en la actividad económica del país. =