El índice de desempleo en Estados Unidos descendió 0,1 puntos porcentuales y se situó en el 6,2 % en febrero, informó este viernes la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU (BLS, en sus siglas en inglés).

En el segundo mes del año de 2021, la economía estadounidense generó 379.000 puestos de trabajo, una cifra superior a las previsiones de los analistas, que habían anticipado unos 49.000 nuevos empleos creados, según este informe.

«El mercado laboral continuó reflejando el impacto de la pandemia del coronavirus. En febrero, la mayor parte de las ganancias laborales se produjeron en ocio y hostelería, y se registraron también más empleos, en menor medida, en servicios de ayuda temporal, atención médica y asistencia social, comercio minorista y fabricación de bienes», señaló la BLS en un comunicado.

En total, el número de desempleados en EE.UU. se redujo a 10 millones, una cifra «todavía muy por encima» de los niveles prepandémicos del pasado febrero, cuando había unos 5,7 millones de personas sin trabajo, de acuerdo a las cifras del Gobierno estadounidense.

La tasa de paro, que pasó del 3,5 % en febrero al 14,7 % de la fuerza laboral en abril, cuando tuvo un mayor impacto la pandemia de la covid-19, ha ido disminuyendo cada mes desde entonces y en los tres últimos meses del año se mantuvo en números cercanos al 7 %, lo que indica un estancamiento del mercado laboral.

El índice de desempleo registrado en febrero es inferior al estimado por los analistas, que esperaban que se quedara sin cambios en el 6,3 %, dato registrado en enero.

Respecto a la creación de empleo, el sector sanitario y de asistencia social incrementó en 46.000 puestos de trabajo; mientras que los comercios minoristas añadieron 41.000 trabajos.

Estas ganancias fueron parcialmente contrarrestadas por la pérdida de trabajos que registraron las tiendas de ropa y de complementos de ropa, que dejaron a 20.000 personas desempleadas.

Por otro lado, las remuneraciones promedio de los trabajadores subieron en febrero 7 céntimos hasta los 30,01 dólares.

Vía: EFE

La Superintendencia Nacional de Defensa de los Derechos Socio Económicos (Sundde) practicó una inspección sorpresiva a la operadora de servicios de telecomunicaciones Inter y, después del procedimiento, el organismo dio un plazo de un mes para que la empresa mejore efectivamente su servicio y revise sus tarifas.

La inspección fue encabezada por el viceministro de Política de Compras y Contenido Nacional del despacho de Comercio, Daniel Gómez, quien señaló en Twitter que el procedimiento fue producto de denuncias publicadas en redes sociales sobre los problemas de servicio que ha tenido la operadora.

El pasado 21 de enero se conoció que este organismo también realizó una inspección a Simple TV, donde hizo exigencias similares; de hecho, la operadora que ahora gestiona la señal de DirecTV ha hecho modificaciones recientes de sus planes y ha revisado a la baja las tarifas.

La ministra de Comercio Eneida Lugo declaró pocos días después, concretamente, el 26 de enero pasado que se impondrían «techos» a las tarifas de la operadora de TV Satelital.

Según pudo conocer Banca y Negocios, en fuentes vinculadas al organismo público, el caso de Inter tiene menos que ver con tarifas que con calidad de servicio, aunque la empresa está haciendo un esfuerzo importante de inversión para resolver los inconvenientes que denuncian algunos de sus clientes.

Marco Baptista, vicepresidente de operaciones de Inter, señaló que el proyecto de mejora y recuperación del servicio de Inter tiene un presupuesto de 10 millones de dólares, lo que a su juicio es una inversión importante tomando en cuenta el contexto que vive hoy Venezuela.

“Nosotros quisiéramos que fuera más, la verdad es que las empresas de telecomunicaciones requerirían una inversión más importante, pero en el contexto actual es una inversión importante sobre todo porque está orientada a la recuperación del servicio”, señaló en entrevista para Fedecámaras Radio, que fue reproducida por Banca y Negocios, el pasado 20 de febrero.

Banca y negocios

El dato se desprende de una encuesta presentada por el organismo industrial. Los empresarios revelaron que la falta de gasolina y la deficiencia en los servicios básicos, además de la pandemia por el COVID-19, son las variables que han impactado negativamente al sector


(Ciudad Guayana, Mar 04/EP).- Solo el 50% de los establecimientos industriales de Venezuela han permanecido abiertos durante el período de confinamiento decretado en el país a raíz de la pandemia del COVID-19, reveló Adán Celis, presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), el jueves 4 de marzo.

El dato es el resultado de una consulta realizada a una muestra de 883 empresas en todo el país desde mayo de 2020 hasta enero de 2021. El medidor, llamado Encuesta Flash Conindustria, reveló que esos establecimientos han operado solo a un 19% de su capacidad durante la cuarentena. La encuesta arrojó también que el 79% de los empresarios reportaron problemas para abastecer combustible.

“El 28% de esos establecimientos que abrieron, ha visto afectada su capacidad operativa. La situación del sector industrial en Venezuela es muy crítica, porque ha recibido los embates de la mala política económica a lo largo de los últimos 20 años, en los que hemos perdido más de 10.000 establecimientos industriales y 400.000 empleos”, añadió Celis, antes de iniciar un directorio de Fedecámaras en el estado Bolívar.

El empresario indicó que la pandemia llegó para, entre otras cosas, agravar el severo panorama económico de Venezuela marcado por la crisis interna y la deficiencia en los servicios públicos. “El principal problema es la caída en la demanda, el bajo poder adquisitivo del venezolano”, apuntó.

Dijo que el esquema de 7+7, en el que los comerciantes pasan una semana con sus locales abiertos y los otros siete días con santamarías abajo, está impactando negativamente a los empresarios formales.

“Porque los sectores formales cumplimos con la medida, pero en los informales hay una absoluta anarquía”, manifestó. Indicó que están de acuerdo con los protocolos sanitarios, pero considera que es indispensable que la economía no se paralice.

La instalación del Laboratorio privado Casa Lab 2020 y el cobro en efectivo por la prueba que es de carácter obligatorio, se tradujo en esperas de entre tres y cuatro horas para los pasajeros, así como protestas y discusiones 

(La Guaira, Mar 04/EP).- .- Marco Antonio, un maracayero que regresó a Venezuela junto a otros 129 pasajeros en el vuelo de Copa Airlines desde Panamá, que aterrizó en el Aeropuerto de Maiquetía el miércoles 3 de marzo, describe como “un despelote”, su llegada al país.


Un desorden, precedido con una protesta que protagonizaron en la terminal internacional pasajeros de otros vuelos, de las aerolíneas Láser y Estelar, a la que posteriormente se unieron los pasajeros de Copa.

El motivo de la protesta era el cobro de 60 dólares en efectivo por la realización de las pruebas PCR para descartar la presencia del virus del COVID-19. Hasta este 2 de marzo y desde el inicio de las operaciones aéreas comerciales en octubre del año pasado, las pruebas PCR que se realizaban a todos los viajeros que ingresaban a Venezuela por Maiquetía, eran de carácter gratuito y las realizaba el Ministerio de Salud. 

Pero desde el miércoles la responsabilidad fue delegada a una empresa desconocida en el sector de laboratorios: Laboratorios Clínicos Casalab 2020, teniendo un costo de 60 dólares que solamente son pagaderos en efectivo.

“Yo no tengo dinero para pagar esos 60 dólares. Acabo de pagar para montarme en el vuelo desde Panamá y en 24 horas es mentira que me contagie y vaya a salir en la prueba. Muchos aquí estamos protestando por eso. Además tenemos servicios de transporte terrestre que nos esperan y nos tienen retenidos mientras se resuelve”, relató el joven vía telefónica a El Pitazo.

El caos fue tal que varios pasajeros salieron de Maiquetía sin cancelar la prueba. Otros no corrieron con la misma suerte y debieron esperar entre tres cuatro horas para elaborar la prueba en unos cubículos que fueron colocados horas antes y que según el personal de Maiquetía olían a plástico recién impreso.

Algunos pasajeros protestaron por el costo de la prueba, las horas de espera y el cobro exclusivamente en efectivo (Cortesía IAIM) 

Otro de los detalles que amotinó a los pasajeros fue que el nuevo laboratorio no tenía sencillo para dar cambio, cuando un pasajero iba a cancelar los 60 dólares con un billete de 100.

De acuerdo a los pasajeros y al personal de Maiquetía consultado por El Pitazo, muchos pasajeros molestos lograron burlar la barra de seguridad y seguir hacia el área de migración, sin ni siquiera hacerse la prueba. El caos debió ser controlado por el personal de seguridad aeroportuaria y de las propias aerolíneas.

Horas antes de estos inconvenientes, el  viceministro de Transporte Aéreo y presidente de Conviasa Ramón Velásquez Araguayán, supervisó la instalación de los parabanes y las sillas de laboratorio para la toma de muestra de la prueba PCR. 

Le acompañaron el director del Instituto Aeropuerto de Maiquetía, Freddy Borges y el presidente del Instituto de Aeronáutica Civil de Venezuela (Inac), Juan Teixeira Díaz, quienes grabaron la llegada de los primeros pasajeros con sus equipos de prensa institucional.

Otros que expresaron su rechazo al cobro fue el personal de las aerolíneas. De acuerdo a las estipulaciones del Inac Venezuela, la tripulación de cada vuelo también debe ser sometida a la prueba PCR, lo que se hacía con normalidad cuando era gratuita.

“La aerolínea debe pagar entonces entre 560 y 600 dólares por vuelo a ese laboratorio y en efectivo. Eso es una locura. Se paga en la prueba más de lo que se gana por el vuelo”, comentó a El Pitazo una tripulante de cabina, que no quiso ser identificada.

Las sanciones estadounidenses son las primeras que adopta Washington desde que Joe Biden asumió la presidencia de Estados Unidos el 20 de enero. Están relacionadas con el envenenamiento y encarcelamiento del líder opositor Alexéi Navalny

El Kremlin calificó de “inaceptables” y de “intromisión en los asuntos internos” rusos las nuevas sanciones adoptadas contra Rusia por Estados Unidos y la Unión Europea (UE) en relación al envenenamiento y encarcelamiento del líder opositor, Alexéi Navalny.

“No son otra cosa que una intromisión en los asuntos internos de Rusia”, dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa telefónica diaria.

Peskov comentó así las sanciones contra siete funcionarios rusos, entre ellos el jefe del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB), Alexandr Bórtnikov, anunciadas el martes por Estados Unidos, que siguieron a las que adoptó la UE por el mismo motivo.

“En general, solo podemos lamentar que nuestros oponentes en este caso recurran a estos métodos, que tienen un efecto absolutamente destructivo para las relaciones bilaterales”, subrayó.

Las nuevas sanciones estadounidenses son las primeras que adopta Washington desde que Joe Biden asumió la Presidencia de Estados Unidos el 20 de enero pasado.

Preguntado por el motivo del carácter puntual de las nuevas sanciones, que no afectan a la deuda soberana ni a grandes empresas de Rusia, Peskov replicó que no es asunto del Kremlin “explicar la motivación” de las mismas.

 “Puntuales o no, nosotros consideramos absurdas estas decisiones que no tienen fundamento alguno”, dijo Peskov, que añadió: “Y lo importante es que no tienen ni sentido ni efecto. Por lo que solo podemos expresar perplejidad”.

Al referirse a los funcionarios sancionados, subrayó que las restricciones que se les han impuesto “replican de hecho aquellas que contemplan las leyes rusas para esas personas”.

“No viajan al extranjero, no tienen derecho a abrir cuentas en bancos extranjeros ni a tener propiedades fuera del país”, explicó el portavoz del Kremlin.

Calificó de “indignante” que Estados Unidos afirme que “con alto grado de probabilidad” el FSB estuvo detrás del “presunto envenenamiento” que sufrió Navalny en agosto pasado en la ciudad siberiana de Tomsk.

El portavoz subrayó que Rusia no renunciará al principio de la reciprocidad al responder a las nuevas sanciones.

“La respuesta será la que mejor sirva a nuestros propios intereses”, señaló Peskov, sin dar más detalles.

Exactamente a partir de este lunes 1 de marzo, ofrecerán nuevas promociones y continuará fortaleciendo sus servicios de atención al cliente

(Caracas, marzo 01/NT).- – Simple Tv ofrece nuevos canales y reajusta los precios. Exactamente a partir de este lunes 1 de marzo, ofrecerán nuevas promociones y continuará fortaleciendo sus servicios de atención al cliente.

Cabe destacar, que en este tercer mes del año, y hasta el 30 de junio, Simple Tv decidió bajar los precios de algunos de sus planes. Según, el plan GIGA cambia a GigaHD y TeraHD se mantiene aunque con un costo menor.

Mientras, que el plan GigaHD costará 15 dólares mensuales incluyendo el IVA. Este plan es el que tendrá más mejoras: además de bajar su precio de 16,70 dólares hasta 15 dólares, se robustecerá con la inclusión de 32 nuevos canales HD.
Además,  plan TeraHD mantiene su contenido por 25 dólares con IVA, es decir baja desde 28,77 dólares hasta 25 dólares.

(Caracas, Feb 28/CD).- Felipe Capozzolo, presidente de Consecomercio, recomendó al Gobierno de la revolución chavista modificar el esquema de 7+7 contra el covid-19. 

Según el representante del gremio de los comerciantes, este esquema “ya no tiene utilidad tangible en el combate y prevención de la pandemia”, según declaraciones ofrecidas a Unión Radio. 

El sistema podría “evolucionar” o quedar eliminado “y dar paso a un sistema más flexible”. 

Consecomercio presentó la propuesta a la Comisión de Diálogo creada por la Asamblea Nacional surgida del proceso de diciembre de 2020. 

“Un país que tiene la necesidad de trabajar, producir y estudiar no puede estar sumido en un esquema intermitente, tiene que ir a un esquema continuo”, señaló Capozzolo.

“Necesitamos una evolución de ese sistema para poder mejorar nuestras posibilidades de trabajar y de producir (…) que debe combinarse con estrictas medidas de bioseguridad”, indicó el presidente de Consecomercio.

Foto

  “Un país que tiene la necesidad de trabajar, producir y estudiar no puede estar sumido en un esquema intermitente, fijo Capozzolo  

El primer vicepresidente de la Confederación de la Asociación de Productores Agropecuarios (Fedeagro), Celso Fantinel, informó que al cierre de 2020 no se logró superar 20 % de la producción nacional, si se suman los índices de todos los rubros vegetales, «eso quiere decir que el otro 80% se está importando».

Explicó que actualmente 90 % de los agroinsumos que adquiere el sector debe cancelarlos en dólares, ya que se tratan de semillas de primera categoría, contrario a las que se producen en Venezuela que son las de segundo y tercera categoría.

«Ningún productor se quiere arriesgar con una semilla que no tenga un poder de producción como la tienen estas semillas que vienen desde México, alguna de Argentina y Brasil y son semillas que están tropicalizadas».


La producción de maíz sí reportó un leve crecimiento de 5%, ya que se logró sembrar 150 mil hectáreas, para la producción de más de 500 mil toneladas durante el año pasado. Aunque asegura que no debe ser considerada una victoria debido a que continúa por debajo de los niveles productivos en años anteriores.

«Necesitamos alrededor de cinco mil tractores año para recuperar la siembra que teníamos en el año 2010, eso es un trabajo que hay que hacer y son inversiones a largo plazo (…) Necesitamos de entre 10 a 15 años para cancelar esas máquinas».


En entrevista con Maripili Hernández, para Unión Radio, informó que este año tienen una intención superior de siembra; sin embargo es necesario solventar el déficit de combustible y las constantes fallas en el servicio eléctrico.

Además, de incrementar la inversión y la seguridad jurídica para los productores, «porque vemos que siguen algunas invasiones», acotó.

«Para sembrar un ciclo de más de dos millones y medio a tres millones de hectáreas que necesita el país se necesitan más de 1.500 millones de dólares, entonces esa brecha habrá que cubrirlas con prestamos extranjeros».

Unión Radio

China advirtió este jueves a Estados Unidos que «es imposible» desacoplar las economías de ambos países por la fuerza, en respuesta a la nueva política del presidente estadounidense, Joe Biden, de revisar la estrategia de suministro de Washington en sectores clave como los microchips.

«Es imposible impulsar el desacople industrial mediante la fuerza humana o utilizar el poder político para forzar cambios en las leyes económicas», afirmó hoy el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Zhao Lijian.

«China espera que Estados Unidos respete las reglas del libre comercio sobre la práctica y también que proteja la estabilidad y la fiabilidad de las cadenas industriales y de suministro globales», contestó hoy el portavoz chino, quien agregó que no se debe olvidar que «los intereses de todos los países están profundamente entrelazados».

También señaló que «China se opone a cualquier acusación infundada o a la estigmatización de sus actividades económicas y comerciales».

Con información de UniónRadio

La información fue confirmada este miércoles 24 de febrero, por Nicolás Maduro, quien afirmó que  fue el modelo rentista petrolero el que “acabó con la capacidad productiva del país”. 


(Caracas, feb 24/NT).- Gobierno venezolano autorizó cuentas en divisas. La información fue confirmada este miércoles 24 de febrero, por Nicolás Maduro.

El mandatario anunció que ha autorizado la apertura de cuentas en divisas convertibles en Venezuela. refirió en su cuenta Freddy Ñáñez@luchaalmada
#Ahora Pdte.@NicolasMaduro: Autoricé la apertura de cuentas en divisas convertibles y el Banco del Tesoro ha abierto este tipo de cuentas, con su tarjeta de débito, una excelente iniciativa para reactivar la economía.

Al respecto, explicó que el Banco del Tesoro ha abierto este tipo de cuentas, con tarjeta de débito.

Agregó Nicolás Maduro: “Una excelente iniciativa para reactivar la economía”. Además, Maduro se refirió a los servicios públicos y dijo que “hay que cobrar precios justos” para mejorarlos.

“Cada gobernador y alcalde necesita recursos para mejorar su entidad y municipio”, expresó.

El mandatario venezolano también dijo que fue el modelo rentista petrolero el que “acabó con la capacidad productiva del país”.

Por otro lado, el presidente se refirió a la crisis entre Venezuela y la Unión Europea tras las sanciones impuestas por el grupo de los veintisiete a funcionarios venezolanos.