VARIEDADES:

Los mandatarios debatieron temas actuales de las relaciones entre ambos países, así como el avance de los proyectos conjuntos en las esferas del comercio, la economía y la energía.

(Caracas, Ene 20/EN).- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, sostuvo este jueves una conversación telefónica con Nicolás Maduro en la que ambos reafirmaron la voluntad de estrechar la cooperación entre Moscú y Caracas a diversos niveles, informó el Kremlin.

«Acordaron activar los contactos ruso-venezolanos a diversos niveles», informó la presidencia rusa, al señalar que Putin expresó su «apoyo invariable a los esfuerzos de las autoridades venezolanas dirigidos a fortalecer la soberanía y garantizar el desarrollo económico y social del país».

Los mandatarios debatieron temas actuales de las relaciones entre ambos países, así como el avance de los proyectos conjuntos en las esferas del comercio, la economía y la energía.

«Se subrayó la importancia de continuar la cooperación en la lucha contra el coronavirus, incluyendo los suministros de vacunas rusas a Venezuela», añadió el Kremlin.

Putin y Maduro confirmaron la intención de «mantener la estrecha coordinación» ante los organismos internacionales «en correspondencia con los principios de asociación estratégica que rigen las relaciones de los dos Estados».

Rusia es uno de los mayores aliados políticos y comerciales del gobierno de Nicolás Maduro, en el poder desde 2013.

Los lazos entre los dos países se estrecharon durante el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez y se mantienen en la administración de Maduro, incluso cuando, en 2019, varios países de la comunidad internacional le retiraron el reconocimiento como presidente, tras ser reelegido en unas polémicas elecciones un año antes.

Hasta finales del año pasado, alrededor de las tres cuartas partes de la deuda pendiente de Pdvsa estaban relacionadas con préstamos tomados por la compañía, principalmente bonos.


(Caracas, Ene 20/EN).- La deuda financiera de Pdvsa aumentó 1,2% (unos 400 millones de dólares) a 34.900 millones de dólares el año pasado, según un comunicado publicado el miércoles.

Hasta finales del año pasado, alrededor de las tres cuartas partes de la deuda pendiente de Pdvsa estaban relacionadas con préstamos tomados por la compañía, principalmente bonos, señaló la agencia de noticias Reuters.

El resto de la deuda surgió de bonos y préstamos tomados por subsidiarias y empresas conjuntas.

Tras las sanciones financieras y comerciales de Estados Unidos, la estatal petrolera venezolana suspendió los pagos a los tenedores de bonos y muchos otros acreedores.

Las juntas a cargo de la oposición que supervisan a Citgo Petroleum, principal filial extranjera de Pdvsa, contrataron en 2021 a JP Morgan Chase & Co <JPM.N> para explorar las negociaciones de pago con los acreedores.

La agencia de noticias recordó además que el año pasado Venezuela logró frenar la caída libre de su producción petrolera, que comenzó cuando se emitieron las sanciones en 2019, impidiéndole a Pdvsa exportar petróleo a Estados Unidos.

El gobierno de Nicolás Maduro informó esta semana a la Organización de Países Exportadores de Petróleo que la producción aumentó a 871.000 barriles por día en diciembre, lo que representa un incremento del promedio de 2021 a 636.000 bpd, 12% por encima de la producción de 2020.


Las pequeñas empresas de servicios han contribuido a la recuperación de la producción de petróleo en el país, al igual que las importaciones de suministros clave de Irán.

El llamado que hacen los estudiantes es a dos factores: al Estado para que le otorgue un presupuesto justo a la UCV y a que la universidad a nivel interno, «tenga la voluntad de iniciar».


(Caracas, Ene 2o/LVM).- Estudiantes de la Universidad Central de Venezuela (UCV) denunciaron el pasado 18 de enero que el gobierno aprobó un presupuesto mayor a Venezolana de Televisión (VTV), que a la casa de estudios.

«Lamentablemente vemos que a sectores comunicacionales como a VTV le aprobaron casi 24 millones de dólares, mientras a la UCV, que tiene más de 80.000 personas, le aprobaron 23 millones de dólares», señaló Jesús Mendoza, consejero universitario de la UCV.

«Pero no solo este factor del Estado y la administración de Nicolás Maduro que tiene a las universidades en una ficha presupuestaria, sino también tenemos un gran problema de voluntad a nivel interno en la UCV», añadió el joven.

Por otra parte, Mendoza recordó que la UCV tiene ya dos años sin actividades presenciales. «Dos años en los que las carreras de manera práctica no han podido tener actividades presenciales», señaló.

Además, alertó que muchos estudiantes no han visto más de un semestre de su carrera y otros no han podido avanzar en sus periodos académicos.

El llamado que hacen los estudiantes es a dos factores: al Estado para que le otorgue un presupuesto justo a la UCV y a que la universidad a nivel interno, «tenga la voluntad de iniciar».

«Más de 5.000 estudiantes esperamos tener un desenvolvimiento académico acorde y esperamos volver cuanto antes», añadió el consejero universitario Jesús Mendoza..

En lo que va de año, el Banco Central de Venezuela ha destinado 207,5 millones de dólares al mercado cambiario en cuatro intervenciones, cifra que marca un promedio de 51,9 millones de dólares por colocación, un monto muy superior al registrado durante el mismo período de 2021


(Caracas, Ene 19/LVM).- El Banco Central de Venezuela está inyectando en las mesas cambiarias de la banca 85 millones de dólares este 18 de enero como parte de su estrategia de intervención para contener el avance del tipo de cambio en el mercado oficial y, además, impactar los precios en el paralelo, según conoció Banca y Negocios a través de altas fuentes financieras.

El precio de esta venta se ubica en 4,63 bolívares por dólar, pero se registra oficialmente a 5,29 bolívares por euro, un aumento de 0,76 % en comparación con la intervención anterior.

 De acuerdo con fuentes bancarias, el plazo para colocar en el mercado esta asignación es de 48 horas.

Como los bancos están obligados a vender estas divisas al tipo de cambio fijado por la autoridad monetaria hasta su completa colocación realizan esfuerzos particulares con sus clientes para dirigir estos recursos.

En lo que va de año, el BCV ha destinado 207,5 millones de dólares al mercado cambiario en cuatro intervenciones, cifra que marca un promedio de 51,9 millones de dólares por colocación, un monto muy superior al registrado durante el mismo período de 2021. Frente al promedio general estimado por intervención de 23 millones de dólares, durante el año pasado, el aumento en lo que va de mes es de 125,7 %.

Estos datos indican que las autoridades del organismo editor están plenamente conscientes de la existencia de un rezago cambiario que conduce a presiones alcistas, de manera que están literalmente duplicando el esfuerzo financiero para mantener los precios contenidos.

En este sentido, en la primera mitad de enero, el dólar oficial se ha movido apenas 0,75 % frente a su cierre de diciembre, mientras el mercado paralelo ha sido más difícil de ralentizar, pero tampoco ha reportado un incremento exponencial.

El BCV redujo la penalización por no vender estas divisas en el plazo establecido; sin embargo, los bancos, según indican fuentes del sector, han hecho un esfuerzo importante para dirigir estas divisas oportunamente a sus clientes.

En todo caso, la estrategia funcionó claramente en 2021, cuando se ralentizó tanto la inflación como la depreciación del bolívar, mientras tanto en la opinión especializada persisten las dudas sobre si este mecanismo de intervención será sostenible.

Por lo pronto, los precios petroleros internacionales-aún considerando que Venezuela exporta un crudo mezclado de menor valor, y el aumento de la extracción de crudo hacen posible pensar que el BCV  tiene capacidad financiera para enfrentar el reto de contener el dólar.

No hay expectativa razonable de que esta política se modifique, al menos en el corto plazo.

No hay mejoras en la producción en el sector agrícola, pues de acuerdo con el presidente de Fedecámaras en el estado Portuguesa, Osman Quero, el sector solo está suministrando el 25% del consumo interno.

«Estamos apenas suministrando el 25% de lo que el venezolano consume», aseveró Quero en entrevista concedida a Radio Fe y Alegría Noticias sobre la producción de alimentos.

Refirió que la causa principal en estos momentos que no les permite a los productores agrícolas aumentar la producción es la escasez de combustible, bien sea diésel o gasolina.

«El tema del combustible ha sido todo un reto para el sector agrícola. Sin el combustible no es posible realizar ninguna labor en el país», sentenció.

«No podemos mantenernos en ese 25% de producción porque realmente se necesita abastecer la mesa del venezolano y para hacerlo necesitamos que el tema del combustible sea atendido con la mayor responsabilidad posible», agregó Quero.

«Hemos explicado en anteriores oportunidades que en el arroz en la parte del riego es exigente con respecto a este insumo. En cuanto al café, el productor ha tenido que buscar otros métodos para poder prender los hornos y realizar el secado del café», dijo.

Con información de Radio Fe y Alegría.

Esta financiación permitirá “seguir salvando vidas” en los lugares del mundo con mayores necesidades humanitarias, indicó en un comunicado el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic

(Caracas, Ene 17/EN).- La Comisión Europea adoptó este lunes su presupuesto dedicado a ayuda humanitaria este año, de 1.500 millones de euros, de los que 188 millones se asignarán a Asia y Latinoamérica, a crisis como las de Afganistán y los rohinyá en Bangladesh y Birmania y también a Venezuela, Colombia o Haití.

Esta financiación permitirá “seguir salvando vidas” en los lugares del mundo con mayores necesidades humanitarias, indicó en un comunicado el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic.

“Además de responder a crisis nuevas y muy visibles, el presupuesto garantiza que no restamos valor a la hora de abordar las crisis humanitarias existentes, prolongadas o recurrentes, como en Colombia o Sudán del Sur o la situación del pueblo rohinyá”, recalcó.

Otros 469 millones de euros de este paquete se asignarán al África subsahariana para ayudar a quienes sufren crisis alimentarias y nutricionales exacerbadas por el conflicto en el Sahel.

También para asistir a los desplazados por la violencia en la República Centroafricana, la cuenca del lago Chad (Chad, Camerún y Nigeria), Sudán del Sur y el Cuerno de África (Djibouti, Etiopía, Kenia y Etiopía).

Igualmente, abordará las necesidades de las personas afectadas por el conflicto a largo plazo en la República Democrática del Congo.

Por otra parte, se asignarán 351 millones de euros a Oriente Medio y el Norte de África para hacer frente a la crisis en Siria, así como a las necesidades de los refugiados en los países vecinos y para la situación crítica que vive Yemen, precisó la Comisión


Hasta 152 millones de euros más financiarán proyectos en el sudeste de Europa y la vecindad europea, que abordarán las crisis en Ucrania, los Balcanes Occidentales y el Cáucaso, así como los efectos de la crisis de Siria en Turquía.

Los 370 millones de euros restantes se destinarán a crisis no previstas o “picos repentinos” en crisis existentes, así como a otras operaciones.

Estos fondos de ayuda humanitaria también ayudarán a las poblaciones vulnerables en países propensos a desastres a prepararse mejor para diversos peligros naturales, como inundaciones, incendios forestales, terremotos y ciclones.


La CE explicó que 10% de los fondos en todas las regiones se asignará a la educación en situaciones de emergencia, para permitir que niños y jóvenes continúen sus estudios.

Recordó que la Unión Europea ha proporcionado ayuda humanitaria desde 1992 en más de 110 países y llegado a millones de personas en todo el mundo cada año.

La asistencia de la UE se entrega estrictamente a través de organizaciones humanitarias asociadas, afirmó el Ejecutivo comunitario, incluidas agencias de la ONU, organizaciones no gubernamentales y la Cruz Roja, que han firmado acuerdos de asociación con la Unión Europea.

La UE sigue de cerca el uso de los fondos de la UE a través de su red global de expertos humanitarios y tiene “reglas firmes” para garantizar que se emplean bien, recalcó.

Presuntamente, entre los infectados están la segunda vicepresidenta, Vanesa Montero y la subsecretaria Inti Hinojosa

Fuentes internas revelaron que en la Asamblea Nacional (AN), electa en el 2020 y presidida por el oficialista Jorge Rodríguez, hay aproximadamente 200 contagios de covid-19 entre diputados, asistentes y personal administrativo, reseñó TalCual.

Basándose en fuentes internas de este Parlamento, el referido medio publicó que debido al alza de casos, Rodríguez anunció que agilizará el proceso para aplicar las dosis de refuerzo a los parlamentarios.

Rodríguez, presidente de ese organismo, llamó esta semana a reforzar la vigilancia y extremar las medidas de bioseguridad, pero ninguna de las autoridades ha admitido abiertamente que el Poder Legislativo venezolano registra una cantidad significativa de casos positivos por covid-19.

Reseñan que hasta el pasado 12 de enero, unos 204 diputados habían recibido la tercera dosis de la vacuna contra la covid-19.

Presuntamente, entre los infectados están la segunda vicepresidenta de la AN Vanesa Montero y la subsecretaria Inti Hinojosa. Agencias / diariolaverdadweb@gmail.com

El opositor José Guerra aseguró este domingo que la economía de Venezuela cayó 75 % entre 2014 y 2021 por lo que calificó de «falso» que la pobreza extrema se ubique en 4,1 % como lo indicó el presidente Nicolás Maduro en la rendición anual de su gestión.

«Maduro dijo que en 2021 la pobreza general alcanzó al 17,6 % y la pobreza crítica al 4,1 %. Falso. Ello es incompatible con una economía cuyo ingreso nacional ha caído más de 75 % entre 2014 y 2021, además con una hiperinflación», explicó el también economista en su cuenta de Twitter.

Guerra añadió que el salario mínimo en el país caribeño compra el 0,6 % de la canasta básica. «Si esos son los niveles de pobreza en Venezuela no hay crisis humanitaria y sí la hay», expresó.

«Maduro dijo que la economía creció 7,6 % en el tercer trimestre de 2021, pero el año tiene cuatro trimestres, en los tres primeros no hubo crecimiento aunque probablemente cerramos el año con una leve recuperación de 4 % o 5 % que es nada respecto a la caída de 20 % de 2020», apostilló el opositor.

Guerra señaló que, aunque los últimos tres meses de 2021 la inflación registrada en el país fue «relativamente baja», significa una inflación de más de 125 % para 2022. «Así, vamos a tener inflación alta y salarios bajos», sostuvo.

El mandatario venezolano aseguró el sábado que en el tercer trimestre del año pasado, la economía venezolana creció en 7,6 % y que las proyecciones daban un crecimiento anual de 4 %. Asimismo, dijo que hubo un aumento del consumo de los hogares del 4,9 %, lo que supone un indicador económico «concreto, de la economía real, que ha reaccionado para bien».

Maduro añadió que la pobreza general en Venezuela pasó de 18,4 % a 17,7 % en 2021 y la pobreza extrema se mantuvo en 4,1 % con la pobreza de erradicarla para 2025.

Sin embargo, la Encuesta sobre Condiciones de Vida (Encovi) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) aseguró en septiembre pasado que la pobreza extrema se ubica en 76,6 %, lo que supone 8,9 puntos porcentuales más que en el anterior informe, el de 2019/2020.

De acuerdo a la encuesta, el 94,5 % de los venezolanos vive por debajo del umbral de pobreza, si esta es medida por los ingresos.

En la presentación de la misma, el investigador y profesor de la UCAB Luis Pedro España explicó que el incremento de la pobreza de este último año se debe a que el Gobierno no pudo sostener diferentes políticas, especialmente la de «bonos o transferencias directas a los hogares» que «cayeron un 20 % en términos reales».

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este sábado, en la rendición anual de su gestión, que la economía venezolana logró un crecimiento del 7,6 % en el tercer trimestre de 2021.

«El tercer trimestre de este año, ya la economía logró un crecimiento de 7,6 % y las instituciones especializadas estadísticas proyectan un crecimiento en 2021 superior al 4 % de la economía venezolana, lo cual es un logro maravilloso de nuestro país», señaló el mandatario en la sede del Parlamento en Caracas.

«Luego de cinco años del esquema de persecución financiera, de bloqueo, de boicot económico y comercial, hemos logrado activar las fuerzas económicas reales de la sociedad venezolana, pasando por encima de circunstancias y activando los 17 motores de la agenda económica bolivariana alternativa», afirmó.

El mandatario sostuvo que hubo un aumento del consumo de los hogares del 4,9 %, lo que supone un indicador económico «concreto, de la economía real, que ha reaccionado para bien».

Asimismo, dijo que hubo un aumento de 8,7 % del consumo del Gobierno, que supone «dinero circulando en la economía», así como un crecimiento de 3,1 % en la inversión y del 4,9 % en exportaciones, «sobre todo», las no petroleras.

El gobernante indicó que, en 2021, se llegó a un 80 % de «economía digital» en el país caribeño, lo cual dijo que no es a lo que aspiraban pero «es un buen paso».

Recordó que, en octubre pasado, Venezuela vivió una nueva reconversión monetaria, la tercera en este siglo, con la que se le quitó seis ceros a la moneda que pasó a denominarse bolívar digital, que calificó de exitosa.

«En 2021 tuvimos 201 millones de transacciones registrando un incremento de 65 % en las transacciones económicas, en la moneda nacional, el bolívar, porque hemos ido logrando mecanismos que vayan permitiendo la defensa del bolívar, su recuperación futura y la coexistencia con el dólar y con las otras divisas y criptomonedas que funcionan en la economía nacional», apostilló.

Sin embargo, afirmó que Venezuela no «renunciará jamás» a su moneda nacional y lo que se busca es su recuperación para la generación de «riqueza real». EFE

El índice de precios al consumidor de Argentina se aceleró en diciembre, cuando registró 3,8%, lo que llevó a cerrar 2021 en 50,9%, una de las tasas más elevadas del mundo, informó el jueves el estatal Instituto de Estadísticas.

En el año, el precio de los alimentos se incrementó 50,3%. Los índices más altos fueron los de restaurantes y hoteles (65,4%) y transporte (57,6%).

La inflación de Argentina en 2020, año de parálisis de la economía debido a la pandemia del Covid-19, había sido de 36,1%. En 2019 registró 53,8%. Para 2022, el gobierno proyectó un índice inflacionario de 33% en el presupuesto nacional que resultó rechazado por el parlamento, donde la oposición criticó que las cifras no eran realistas. Según una encuesta del Banco Central, la inflación de este año será de 55%.

“Durante 2021, el gobierno trató de anclar la inflación y para eso usó básicamente la regulación del precio de las tarifas de servicios públicos y el tipo de cambio. Si bien es cierto que no fue exitoso, sin eso la inflación hubiese sido más alta”, opinó a la AFP Hernán Fletcher, del Centro de Economía Política Argentina.

Argentina se encuentra en plenas negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para lograr un acuerdo de facilidades extendidas en reemplazo del stand-by por 44.000 millones de dólares, suscrito en 2018. El presidente izquierdista Alberto Fernández ha insistido en que es optimista en cuanto a la posibilidad de alcanzar un nuevo acuerdo con el FMI. Pero aún así, los analistas no esperan un alivio inmediato en el índice de inflación.

“Un acuerdo con el FMI puede mejorar la economía en términos de expectativas, pero en términos de inflación no veo a 2022 muy diferente de 2021”, estimó el economista Pablo Tigani. AFP