El presidente de Colombia se reunió con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, quien agradeció a Bogotá su respaldo “al presidente interino Juan Guaidó”.

El presidente de Colombia, Iván Duque, llamó este sábado (19.09.2020) a la comunidad internacional a actuar contra su par venezolano, Nicolás Maduro, por crímenes de lesa humanidad, luego de que se conociera un reporte de Naciones Unidas que asegura que en Venezuela se aplica una política sistemática de violaciones a los derechos humanos.

Duque dio una conferencia conjunta con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien realiza una breve gira por algunos países de Sudamérica, cuyo objetivo declarado es aumentar la presión contra el gobierno de Caracas. Para Duque, el reporte de la ONU confirma que «la cabeza de la dictadura (Maduro) es en sí mismo un criminal de lesa humanidad y la comunidad internacional tiene que actuar para que esta situación termine».

Duque aseguró que el círculo cercano del mandatario venezolano «también está rodeado de criminales de lesa humanidad”, y añadió que Colombia ha tenido una «política fraterna para atender hermanos y hermanas venezolanos, pero sabemos que la situación que se presenta allí es insostenible». Duque aprovechó la ocasión para agradecer a Estados Unidos la ayuda que presta a su país para combatir el terrorismo y el narcotráfico.

Por su parte, Pompeo agradeció a Duque su apoyo «al presidente interino (de Venezuela) Juan Guaidó» y a la «transición democrática de una Venezuela sin la influencia maligna de Cuba, Rusia e Irán». Y agregó que la violencia de grupos como los disidentes de las FARC o el ELN «es intolerable”, como también lo son «acciones de regímenes como el de Maduro, que han venido brindando refugio seguro (…) a esos terroristas”.

Tras un debate parlamentario de 10 horas, 32 legisladores votaron a favor de la destitución, 78 en contra y 15 se abstuvieron, por lo que la moción fue archivada.

El presidente Martín Vizcarra llegó al Congreso unos minutos y después salió sin conocer cuál sería su futuro.

El pleno del Congreso de Perú rechazó este viernes una petición de destitución (vacancia) presentado contra el presidente peruano, Martín Vizcarra, por sus aparentes intentos de ocultar un caso menor de supuesta corrupción.

El juicio político celebrado este viernes en el pleno del Congreso no alcanzó 87 votos a favor de los 130 integrantes del Congreso unicameral peruano, tal como establece la ley peruana para la aprobación de estos casos extremos.

Antes del inicio del debate, Vizcarra se presentó ante el parlamento y señaló que no ha cometido «ningún acto ilegal», aunque pidió «sinceras disculpas» por la crisis política generada tras la publicación de unos audios aparentemente grabados por su ahora exsecretaria personal, Karem Roca.

Esa crisis comenzó el pasado 10 de septiembre cuando se difundieron unas grabaciones en las que Vizcarra coordinaba con sus más cercanas colaboradoras sobre sus lazos con el cantante Richard «Swing» Cisneros, un controvertido personaje que es investigado por sus múltiples contratos irregulares en el Ministerio de Cultura. DW

Una resolución del Consejo de Derechos Humanos pide también la liberación de los presos políticos. La líder opositora Svetlana Tijanovskaya fue invitada a participar en el debate.

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aprobó este viernes una resolución que pide al gobierno de Bielorrusia que ponga término a la violencia contra los manifestantes, tras varias semanas de protestas por el resultado de las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto, que no han sido reconocidas por Europa y que fueron ganadas por el mandatario Alexander Lukashenko con el 80 por ciento de los votos.

La resolución, aprobada con 23 votos a favor, 2 en contra y 22 abstenciones, pide a las autoridades bielorrusas que «detengan el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes pacíficos, incluida la tortura y otros tratos crueles e inhumanos”, así como el fin de las detenciones arbitrarias con motivaciones políticas. Asimismo, exige «la liberación inmediata de todos los prisioneros políticos (…) detenidos antes, durante y después de las elecciones presidenciales por ejercer sus libertades fundamentales».

La votación tuvo lugar después de la intervención de la líder opositora bielorrusa Svetlana Tijanovskaya, quien pidió al Consejo que apoye elecciones libres y una investigación internacional sobre los abusos contra los manifestantes. En varias oportunidades, el representante de Bielorrusia y su par venezolano, uno de los aliados de Minsk junto a Rusia y China, intentaron interrumpir la participación de Tijanovskaya.

El presidente Nicolás Maduro aseguró este viernes que el gobierno de Estados Unidos ha intentado erosionar la base de la seguridad social en Venezuela por medio de las sanciones, que calificó de coercitivas y unilaterales.

“Estados Unidos y su gobierno han pretendido sin éxito erosionar por medio de criminales medidas coercitivas unilaterales nuestra base de la seguridad social y tratar de hacer colapsar el modelo de inclusión y de justicia que hemos construido”, expresó durante su intervención en el 75° período de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

Maduro aseguró que la llamada revolución bolivariana ha avanzado en los últimos 20 años en la consolidación de un sistema de protección y seguridad social a través de las misiones y grandes misiones. Agregó que estos programan han sido parte esencial de la estructura del ingreso familiar, a pesar de los desafíos de la pandemia de covid-19 y los bloqueos económicos y financieros aplicados a su gobierno.

Señaló que los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, con el que vende bolsas subsidiadas de alimentos, altamente cuestionados por su calidad, tienen una cobertura de más de 6 millones de familias, en un país de 30 millones de habitantes.

El oficialista añadió que con la Gran Misión Vivienda Venezuela han construido y agregado en los últimos años viviendas “dignas y cómodas” a 3 millones de beneficiarios, respetando el concepto del hábitat y de la comunidad.

“Las misiones que tienen que ver con la protección de los pensionados, que han llegado casi a 5 millones, igualmente las educativas y todo lo que tiene que ver con el cumplimiento de los antiguos objetivos del milenio en el campo educativo, los programas de atención escolar, que llegan a más de 6 millones de niños, la entrega de textos escolares y el financiamiento permanente de la educación pública”, manifestó.

Maduro afirmó que, en medio de la pandemia de covid-19, su régimen le ha dado atención al 99% de la población contagiada. “Garantizando atención médica y todo el cuerpo de medicamentos gratuito para el pueblo de Venezuela en el sistema de salud pública”, dijo.

“No habrá agresión imperial, bloqueo, sanciones, que detenga el rumbo de Venezuela hacia la justicia social, hacia el desarrollo sustentable y hacia la felicidad de todos, como lo soñó nuestro comandante Hugo Chávez y como lo esbozó nuestro libertador Simón Bolívar”, finalizó.

Venezuela denunció las «insólitas intromisiones» del Grupo Internacional de Contacto (GIC), al que acusó de «alimentar las tensiones políticas», luego de que el bloque dijera que las venideras elecciones legislativas no serían «libres y justas».

«Venezuela observa con preocupación la declaración ministerial del GIC (…), este cuerpo indefinido reincide en su permanente conducta injerencista, origen y causa de su poca o nula utilidad», dijo el Gobierno de Nicolás Maduro mediante un comunicado de su Cancillería.


«Desde su primer encuentro, esta instancia no ha hecho más que procurar alimentar tensiones políticas en Venezuela y exacerbar las posiciones extremistas desenfrenadas, en línea directa con la política de agresión constante del Gobierno de Estados Unidos», añadió el comunicado.

Venezuela respondió asegurando que «ninguno de los países» del GIC cuenta con un sistema electoral «tan robusto y seguro» como el suyo, al tiempo que pidió al grupo que desista de sus «maniobras desesperadas» por intervenir en la política venezolana. EFE

El candidato del MAS, el partido de Evo Morales, lidera los sondeos de opinión para unos comicios que fueron postergados por la pandemia del coronavirus

La mandataria interina de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció su retiro de la contienda presidencial a un mes de los comicios, en un intento por evitar el triunfo del izquierdista Luis Arce, quien pertenece al partido de Evo Morales.

«Hoy dejo de lado mi candidatura a la presidencia de Bolivia, para cuidar la democracia», afirmó la mandataria derechista en un mensaje televisado.

Además, explicó que tomó la decisión «ante el riesgo de que se divida el voto democrático entre varios candidatos y que a consecuencia de esa división el MAS (Movimiento Al Socialismo, liderado por Morales) acabe ganando la elección» del 18 de octubre.

Rodeada por su candidato a la vicepresidencia, el empresario Samuel Doria Medina, y otros aliados políticos, Áñez llamó a una unidad contra el MAS, cuyo abanderado figura en primer lugar de los sondeos electorales.

«Si no nos unimos, vuelve Morales; si no nos unimos, la democracia pierde; si no nos unimos, la dictadura gana», expresó la mandataria de 53 años.

Áñez abandonó la carrera electoral un día después de divulgarse una encuesta nacional de la fundación católica Jubileo que le asignaba el cuarto lugar, con apenas el 7% de la intención de voto.

Estaba por debajo de Arce (29.2%), del expresidente Carlos Mesa (19%) y del líder cívico regional Luis Fernando Camacho (10.4%), sin posibilidad de ganar ni de pasar a una eventual segunda vuelta.

Áñez asumió el mando en noviembre de 2019, tras la renuncia de Morales por una fuerte convulsión social.

Prometió dirigir un gobierno de transición con el fin de convocar a nuevas elecciones en 2020, pero en enero anunció su postulación, decisión que fue muy criticada por sus adversarios y algunos aliados.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador convocó este jueves oficialmente las elecciones presidenciales y legislativas para el 7 de febrero de 2021, a las que están llamados a votar más de 13 millones de electores.

El anuncio sigue a una resolución adoptada en sesión ordinaria de manera unánime por el pleno del CNE, cuya sede está en Quito, ratificando así la fecha prevista de los comicios generales. Con ello, 13.099.150 ecuatorianos con derecho a voto tendrán la misión de elegir a un total de 144 autoridades, entre principales y suplentes, en una jornada electoral que caerá en domingo.

Conforme al proceso electoral, los cargos de elección serán el presidente y vicepresidente del país, cinco representantes al Parlamento Andino y 137 a la Asamblea Nacional (parlamento).

El sufragio en Ecuador es obligatorio y deberán ejercerlo los mayores de 18 años y menores a 65 años, incluidas personas privadas de la libertad (presos) sin sentencia condenatoria firme.

El voto es también facultativo para las personas con discapacidad, analfabetas, integrantes de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional en servicio activo.

El CNE aclaró en un comunicado que se cumplirán las medidas de bioseguridad sugeridas por organismos internacionales, así como por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, para impedir la propagación de la pandemia.

El calendario electoral estipula que la inscripción de candidaturas se iniciará este viernes y se extenderá hasta el miércoles 7 de octubre. La campaña electoral se llevará a cabo entre el 31 de diciembre y el 4 de febrero de 2021. 

Nicolás Maduro ratificó este jueves que las parlamentarias se realizarán el 6D, desestimando así la sugerencia de la Unión Europea de postergar dichos comicios para que hayan mejores condiciones, lo que ha generado que los partidos que apoyan a Juan Guaidó reafirmen su negativa de participar en dichas elecciones.

«Es imposible. Pidan lo que sea, pero no vamos a violar la Constitución», dijo Maduro a la Unión Europea, instancia a la que pidió que «cambien el guión».

Pese a esto, les instó a que manden una comisión. «Nosotros los vamos a atender muy bien para que vean la verdad de Venezuela y no la que muestra EEUU».

En ese contexto, señaló que la AN se convertirá en el «epicentro político del país. El que no esté en la Parlamento se secará y desaparecerá como polvo cósmico. Será el epicentro de la renovación de la democracia. Vamos a estar felices viendo los debates».

«Ya hemos derrotado a los sectores divisionistas, ahora vamos a conquistar una unión superior… Venezuela necesita un gran cambio desde la AN. Necesita. De un gran cambio de política, de leyes, de instituciones, en la economía. Y si hemos tenido una AN que ha saboteado y ha hecho una guerra económica, ahora tiene que venir una haga un gran cambio económico», manifestó.

Tras esto, aseveró que está dispuesto a ponerse a la orden de la nueva AN «para lograr el gran cambio que el país necesita. Como sueño con un gran cambio desde el Parlamento…. En primer lugar, denunciar y repudiar lo que hicieron con la AN, que la pusieron al servicio del imperialismo».

Por último, propuso un debate público entre los candidatos a las parlamentarias. «Me alegra que quienes estuvieron en otro bando político hoy se unan a nosotros», puntualizó. ND

Piden eliminar los obstáculos para la participación política, lo que incluye “devolver el control de los partidos políticos a sus legítimos administradores”

El Grupo Internacional de Contacto auspiciado por la Unión Europea (UE) para favorecer una salida negociada a la crisis venezolana consideró este jueves que el país no cumple “en este momento” las condiciones para celebrar unas elecciones “transparentes, inclusivas, libres y justas”.

La reunión del grupo, a nivel ministerial y por vía telemática, estuvo presidida por el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, quien informó a los participantes de sus últimos contactos con las diferentes partes en Venezuela y del empeoramiento de la situación humanitaria en el país, en particular en el contexto de la pandemia de COVID-19.

En un comunicado, el grupo pidió eliminar los obstáculos para la participación política en las elecciones legislativas, previstas para el 6 de diciembre, lo que incluye el “respeto por el mandato constitucional” de la “democráticamente elegida” Asamblea Nacional o “devolver el control de los partidos políticos a sus legítimos administradores”.

También el cese de las descalificaciones y la persecución de líderes políticos, la total restauración de los derechos de sus candidatos para una participación política equitativa, una actualización integral del registro de votantes que incluya a los jóvenes y los venezolanos en el extranjero o un acceso sin restricciones para todos los medios de comunicación.

Por otra parte, el grupo celebró que Venezuela haya llamado a la comunidad internacional a observar las elecciones, como una “garantía fundamental de transparencia, libertad y justicia de cualquier proceso electoral futuro”.

En cambio, lamentó que el actual calendario electoral “no permite el despliegue de una misión de observación electoral ni deja suficiente tiempo y espacio político para que las partes negocien las condiciones para unos comicios libres y justos”.

Así, el grupo de contacto reclamó unas “condiciones mínimas garantizadas de credibilidad, transparencia e inclusividad” en el proceso electoral.

Subrayó que una solución sostenible a la crisis venezolana solo puede ser “política, pacífica y democrática”.

En esta reunión participó por primera vez Argentina como miembro pleno, mientras que Bolivia salió del mismo. 

El diputado y miembro de la Comisión Permanente de Política Exterior de la Asamblea Nacional, Williams Dávila Barrios, calificó como trascendental el informe emitido, este miércoles, por la Misión de las Naciones Unidas que verificó delitos de lesa humanidad en el país y aseveró que las violaciones de derechos humanos llevarán a Nicolás Maduro y a sus cómplices a la cárcel.

«Este informe es el testimonio más importante de las reiteradas y sistemáticas violaciones de derechos humanos que soportan delitos de lesa humanidad, y señala a Nicolás Maduro y a sus cómplices Nestor Reverol y Vladimir Padrino López como personas que planificaron e instruyeron acciones de persecución contra la disidencia política, las instituciones del Estado, la prensa, estudiantes y todo aquel que se oponga al régimen», dijo Dávila al abordar este tema. 

A propósito de este tema, el dirigente político precisó que «es cuestión de tiempo», adelantando al respecto que los responsables de lo que citó como crímenes atroces «no tienen escapatoria» de la justicia internacional. 

Asimismo, el parlamentario de Acción Democrática recalcó que queda, una vez más, en evidencia la concienciación universal de que en Venezuela existe un Estado fallido. «Es un Estado que solamente controla al país en función de graves violaciones de derechos humanos», apuntó.

 Antes de finalizar, en un video difundido por redes sociales, el legislador agregó que este hecho debe fortalecer la lucha para defender valores y principios democráticos que encabeza Juan Guaidó. «Los derechos humanos, universales e imprescriptibles, van a llevar a Maduro y a su clase burocrática a la cárcel», enfatizó.