En el barrio Coromoto no ven una gota de agua desde hace tres años

Francisco Godoy, afectado y de la tercera edad, denunció la indiferencia que afirma ha mostrado la empresa Hidroandes en torno a la ausencia del vital líquido para garantizar la calidad de vida de las familias de este sector.

La Noticia de Barinas.  E Tamy.-   Habitantes del sector III, del barrio Coromoto, parroquia Rómulo Betancourt, tienen tres años que no ven una gota de agua a través de las tuberías y aproximadamente tres meses sin servicio de gas doméstico, lo que ha causado malestar e impotencia en esta comunidad.

Francisco Godoy, afectado y de la tercera edad, denunció la indiferencia que afirma ha mostrado la empresa Hidroandes en torno a la ausencia del vital líquido para garantizar la calidad de vida de las familias de este sector.

«Nos han visto la cara de camellos, pues no es posible que no se dignen en solventar este problema que cada vez afecta a los abuelos y , en especial, a los niños», enfatizó Godoy.

Los habitantes han sido esporádicamente auxiliados por otros vecinos de la urbanización Manuel Palacio Fajardo, adyacente al barrio Coromoto.

«En ocasiones nos surtimos de un pozo construido por las mismas familias, sin embargo, no deja de ser una realidad calamitosa y tediosa. Gracias a Dios que los vecinos de la urbanización Manuel Palacio Fajardo en ocasiones nos ayudan con este recurso natural mediante  tobos  y perolas que tampoco nos alcanzan para hacer lo necesario en casa, sin embargo, ellos igualmente se ven perjudicados por la escasez de agua», refirió otro vecino.

Denuncian que las pocas veces que pasa un camión cisterna, «se hace de la vista gorda. Es como si para ellos no existiéramos y tampoco le importamos a las autoridades municipales y gubernamentales» acotó.

Para los afectados el problema del agua se une al de la venta de comida a través del Clap y la ausencia de gas doméstico en sus hogares.

«Estamos pasando las de Caín. No tenemos comida y tampoco gas. Buscamos palos secos donde haya, pues la empresa Vengas ni pendiente y el consejo comunal brilla por su ausencia», relataron.

La situación que padecen las familias de este sector empeora con el tiempo, por lo que hacen un llamado a Hidroandes, Cadigas y Disbasa, para que gestione las peticiones que están solicitando de forma pública.

«Vienen elecciones parlamentarias. Con qué cara van a venir a buscar nuevamente votos estos politiqueros de oficio, si lo que hay es hambre parejo», expresó Arnaldo Pérez, afectado.

Noticias relacionadas

Deja un comentario