Decir que “Venezuela se arregló” no puede ser la normalización de la crisis

Para el 70% de la población son inalcanzables, porque en un país donde el sueldo mínimo es menor a 20 dólares y la inflación galopa sin parar, es cuesta arriba, la gente se debate en medio comer o medio tener la pastilla de la tensión y otros medicamentos para estar medianamente bien», enfatizó el dirigente adeco

Raúl Alvarez González

Desde la óptica de  Andrés Eloy Camejo Espinoza, dirigente de Acción Democrática  (AD) en Barinas, decir que “Venezuela se arregló”, no puede ser la normalización de la crisis y de las vicisitudes que atraviesan los ciudadanos por todo.

«El que crea que Venezuela se arregló, lo invito a viajar al interior del país, para que viva en carne propia las calamidades que a diario padecemos quienes vivimos en los distintos estados, es decir, más de seis horas sin servicio eléctrico diariamente en el mejor de los días, sin agua, colas y madrugadas para poner gasolina o gasoil, el alto costo de la vida, el servicio precario en los hospitales donde no hay insumos, la inseguridad y un sinfín de detalles con los que nos hemos tenido que acostumbrar para no morir en el intento «, sostuvo

Camejo Espinoza  expresó que mal se puede confundir la costumbre a “vivir con lo que hay” por culpa de un gobierno irresponsable e indolente, que dice que todo funciona y peor aún, que todo se arregló en Venezuela, indicó.

«Si bien es cierto que hay un cierto alivio a la peor crisis vivida durante los años 20016 al 2018, ahorita están los productos, los repuestos, los insumos, pero para el 70% de la población son inalcanzables, porque en un país donde el sueldo mínimo es menor a 20 dólares y la inflación galopa sin parar, es cuesta arriba, la gente se debate en medio comer o medio tener la pastilla de la tensión y otros medicamentos para estar medianamente bien», aseveró.

Asimismo, el dirigente acciondemocratista se refirió al tema de las remesas enviadas por familiares que están fuera del país, a sus padres, hijos, abuelos y hermanos, destacando que  “esto ha sido un gran alivio para las economías de los hogares, pero siempre es insuficiente por el tema de la inflación”, sentenció.

Al finalizar, puntualizó que  no se trata de ser  pesimista sino realista, “  a las cosas hay que llamarlas por su nombre, por cuanto una cosa es acostumbrarnos y la otra decir que en Venezuela todo se arregló, no es lo mismo, ni se escribe igual”, precisó.

Noticias relacionadas

Deja un comentario