VARIEDADES:

Desprotección social y condiciones de escuelas impiden inicio de clases presenciales

El profesor Víctor Venegas, presidente de Fenatev, señaló que los maestros se encuentran sin seguro médico, funerario, precarios salarios, el patrono no ha dado solución a aspectos exigidos en la contratación colectiva.

Las Noticia de Barinas. E Tamy.-  El Presidente del Sindicato de Educadores del estado Barinas, Víctor Venegas, señaló que no hay condiciones para el inicio del año escolar, de forma presencial motivado a la carencia de servicios básicos, deterioro de las instituciones, falta de material de limpieza y de bioseguridad, precarios salarios e inexistencia de un seguro médico y funerario para los trabajadores de la enseñanza.

Agregó que los trabajadores se encuentran sin protección social, ya que hasta ahora los maestros no cuentan con los servicios médicos y el patrono no ha dado solución o respuesta a exigencias contempladas en la convención colectiva.

Por otro lado, las instituciones se encuentran en un franco deterioro, debido a que durante la pandemia las autoridades se olvidaron de las escuelas, pero ahora pretenden recuperarlas en 15 días, siendo esto inaudito cuando no tienen la capacidad para hacerlo, mucho más cuando muchas escuelas están llenas de monte, sin herramientas de trabajo, sin agua, electricidad y lamentablemente fueron desvalijadas por los amigos de lo ajeno.

Venegas enfatizó que las organizaciones sindicales que se hicieron presentes en el encuentro con las autoridades educativas, la semana pasada, le dejaron claro a los representantes de la Zona Educativa y Secretaria de Educación, que no hay condiciones para el inicio del año escolar de forma presencia, donde se convierte en un riesgo para los maestros, obreros, personal educativo y estudiantes en virtud que no se garantizan las medidas de bioseguridad.

Enfatizó que además resulta inaceptable que el educador reciba  un bono por comienzo de clases por la cantidad de Un millón 700 bolívares, que no le alcanza ni para una harina Pan y mucho menos para los uniformes de sus hijos o comprarse un par de zapatos.

Noticias relacionadas

Deja un comentario