Docentes de Barinas consideran “un error y riesgo” retomar clases presenciales

* Iniciar clases implicaría muchos gastos al ME,  porque tiene que adecuar las instituciones para recibir a los niños, docentes y al personal, tendría que haber  bioseguridad y servicios básicos garantizados, cosa que no existe”, sostienen

Paúl Gartner

A propósito de la actual pandemia del Covid-19 y ante la pretendida intención del Gobierno de retornar a clases presenciales en el mes de octubre,  docentes de Barinas calificaron esta propuesta como “un error y riesgo”  por temor a  que se disparen los casos hasta ahora registrados en el país.

En este sentido, docentes afiliados al Ministerio de Educación en Barinas, consideran a la pandemia un inconveniente para reiniciar las clases presenciales, en el nuevo periodo escolar 2020-2021, por cuanto disponer docentes y alumnos en un salón de clases durante la crisis sanitaria, exige un espacio higiénico  y garantizado con “ servicios con los que no cuentan las instituciones” , alertaron.

Una profesional del área de  educación integral  que labora en el sector La Floresta, quien solicitó omitir su nombre para evitar sanciones y/o represalias,  aseguró que las condiciones para empezar clases presenciales en los centros educativos  no están garantizadas por el Ministerio de Educación, “iniciar clases implicaría muchos gastos al ME,  porque tiene que adecuar las instituciones para recibir a los niños, docentes y al personal, tiene que haber seguridad de higiene, cosa que no existe, cómo se lavarán las manos los niños si no hay ni siquiera agua,”, se preguntó.

Añadió la educadora que, “los docentes y los directivos al igual que los representantes de los alumnos,  están limitados monetariamente  debido a la crisis económica actual, para cubrir los gastos de protocolos de bioseguridad en los centros educativos”  precisó.

 Por su parte, una educadora  de primaria  en  la Casa de los Niños Virgen del Real, quien también prefirió el anonimato,  resaltó el riesgo al que están expuestos tanto los niños como los docentes de infectarse con el coronavirus al reiniciar clases presenciales, “trabajo con niños de 6 a 10 años, donde las actividades pedagógicas en su mayoría son grupales. Los adultos sufrimos al tener por varios minutos el tapabocas correctamente, imaginémonos los niños con tapabocas desde las 7 de la mañana hasta las 12 del mediodía, aparte del contacto directo  en un salón por espacio de tantas horas”, argumentó.

Cabe destacar que, el distanciamiento físico de un metro entre una y otra persona, es una de las medidas preventivas sostenidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para prevenir el contagio por el virus Sars-Cov-2,  que produce el Covid –19, por tanto, exponer  a todo el sector educativo al acercamiento físico, supone un incremento en el número de casos de contagios y fallecidos por esta enfermedad, los cuales se siguen incrementando a diario en todo el país.

Noticias relacionadas

Deja un comentario