Josefina Cuadros: Magisterio no se rinde y no se vende por una mortadela

La Coordinadora  Regional de la Coalición Sindical junto a representantes de las distintas organizaciones  en rueda de prensa dejaron sentado que la lucha del magisterio sigue, por las justas reivindicaciones, pago de deudas pendiente y condiciones laborales.

La Noticia  de Barinas. E Tamy.-  Los representantes de la Coalición  Sindical en Barinas dejaron sentado que se mantienen en la lucha junto a las Federaciones Nacionales del Magisterio, exigiendo sus justas reivindicaciones, un salario  de 600 dólares, reclamando que el patrono cumpla la contratación colectiva y que el magisterio no se rinde y no se vende por una mortadela.

Así lo señaló Josefina Cuadros, acompañada por William Valero del Sindicato Unitario del Magisterio, Doranny García del Sindicato Venezolano de Maetros, Renny Vielma de Fenatev, maestros, jubilados y dirigentes políticos, donde dejó sentado que esta lucha que ha iniciado el magisterio tanto nacional como regional no  debe  ser  solo del sector educativo, sino de toda la sociedad civil como de los representantes, ya  que la educación  es el eje fundamental para el desarrollo del país, en la formación de los profesionales, pero lamentablemente ha sido pisoteada  cuando no hay una calidad de enseñanza, de vida y condiciones laborales para impartir la enseñanza.

Por otro lado, el Ministerio de Educación mantiene una deuda de un 280% en aumentos contractuales desde el 2018, pago un mes de aguinaldos deficitario a los maestros, y que dejó por fuera el 40%  de bono de guerra  que tiene incidencia en todos los beneficios que le corresponden al educador por contrato colectivo.

Reiteró Cuadros que no hay condiciones para retornar a las clases, instituciones en el abandono, Servicio de Alimentación no se cumple, maestros sin servicios médicos, alimentación y una gobernación que adeuda un 420%  de la convención colectiva, por ello el magisterio sigue en la protesta de calle y este miércoles se concentraran en la Casa del Educador para luego marchar hasta la Inspectoría del Trabajo para la entrega de un documento.

Por su parte, William Valero, del Suma indicó que el magisterio está en desobediencia laboral, porque no hay condiciones  para ir a las escuelas, las cuales se encuentran  deterioradas, el gobierno se burla de los maestros y le da una propina de aguinaldos, que no le alcanza para cubrir sus aguinaldos.

También Doranny García y Renny Vielma enfatizaron que el magisterio se encuentra en su justa lucha y amparados por la ley reclamando  sus derechos y salarios dignos. Invitaron  a los maestros a seguir en las acciones de calle para lograr un salario de 600 dólares y el pago de las deudas pendientes.

Noticias relacionadas

Deja un comentario