VARIEDADES:

Mary Ortega: “Nuestro anhelo es alcanzar la paz y vivir en libertad”

La candidata de Compromiso País (COMPA) al municipio Obispos, pidió cesar con la guerra sucia en su contra. A los tres caballeros que me adversan su tiempo se les agotó porque los tres representan la vergüenza, la corrupción, la violencia y el miedo que está sembrado en el municipio”, afirmó

PCCMO

La candidata del partido Compromiso País (COMPA) y otras 12 organizaciones políticas al municipio Obispos, Mary Ortega, reafirmó su compromiso de mantenerse en la candidatura a la alcaldía de ese municipio porque ella y todos sus seguidores tienen un anhelo común que es el de alcanzar la paz, recuperar la esperanza y vivir en libertad. De manera que “no nos rendimos ni nos doblegamos”, apuntó.

Ortega está convencida que cuando se actúa desde la libertad es posible transformar la realidad y convertir el miedo en esperanza y su candidatura representa el despertar de un pueblo decidido a que se puede lograr el cambio a través del trabajo, del esfuerzo, pero sobre todo con humildad.

Dijo que el mensaje es claro y se va a escuchar muy fuerte, “porque son más los que queremos cambiar la historia y por eso podemos decir que nuestra voluntad de cambio es mucho más grande que los cogollos políticos”.

A sus adversarios

A sus adversarios en la carrera a la alcaldía, Ortega les pidió un cese a la guerra sucia alrededor de su candidatura. “Entiendan que Mary Ortega es una realidad. A los tres caballeros que me adversan su tiempo se les agotó porque los tres representan la vergüenza, la corrupción, la violencia y el miedo que está sembrado en el municipio”, afirmó.

¡Gracias a Dios este pueblo ya se levantó! El tamaño de esta guerra sucia que han emprendido, es el tamaño del miedo que le tienen a Mary Ortega. Desde la cobardía y el anonimato intentan confundir, sembrar dudas, atemorizar; todo con el único fin de mantener sus privilegios, pero déjenme decirles que me subestimaron, me tienen miedo, advirtió la abanderada de COMPA.

Aquí no hay miedo a los partidos políticos poderosos, tampoco a todo el dinero que han derrochado y derrocharán en esta campaña electoral. Agregó que no tiene temor a las estructuras clientelares del poder porque esta candidatura, por detrás, tiene la fuerza de toda la gente honesta y trabajadora de este municipio.

A su juicio, está muy  cerca de ganar esta elección contra todos los pronósticos, en medio de la adversidad. Vamos a terminar lo que comenzamos, el gran día donde se pondrá a prueba nuestro espíritu de transformación y nuestra voluntad de cambio. Tenemos que mantener la serenidad y levantar el optimismo, lo mejor que podemos hacer es difundir el mensaje y que nuestras palabras e ideas se escuchen fuerte en cada rincón del municipio.

“Ante las ofensas, propuestas. Ante las calumnias, verdades. Ante la intimidación, la valentía y ante la soberbia de los poderosos, la humildad”, apuntó Ortega.

Insistió en que ella ni ninguno de quienes la acompañan se van a doblegar. “Todos tenemos una tarea: llevar el mensaje de que somos muchos los que albergamos la esperanza de un mejor futuro”, dijo.

Ortega considera que no es el momento de la apatía. No tenemos tiempo que perder. Quedan pocos días de lucha, para recuperar la esperanza. Pueden sentirse profundamente orgullosos de lo que estamos haciendo, nadie nos podrá reclamar que cuando nuestro municipio nos necesitó aquí estuvimos, nadie podrá reclamarnos no haber luchado por regresarle al municipio Obispos la esperanza, comentó.

No fallaremos

Pronto podremos ver a nuestros hijos y decirles que no fallamos, que cumplimos, que pueden estar orgullosos de sus padres. El 21 de noviembre, pase lo que pase, vamos a sonreír y vamos a tener la frente en alto por no haber permitido que nadie nos arrebate el futuro.

“Yo creo en ustedes, en el poder de los ciudadanos, y quiero que luchemos para rescatar la esperanza y así cambiar la historia de Obispos. Quiero que luchemos por la paz, pero no hay paz con hambre. No hay paz con desigualdades y donde reinan los privilegios. No hay paz cuando no existe un Estado de derecho, no hay paz donde no hay justicia”, precisó Ortega.

“Quiero ser a alcaldesa de Obispos para construir una paz que se sustente en la educación, en la recuperación de las familias y de los valores, en la cultura, en la equidad, en la honestidad, en la productividad y el progreso para todos por igual. Una paz que podamos respirar todos los días, que podamos sentirla y defenderla con todas nuestras fuerzas”, refirió.

Con Dios por delante y su voluntad, con la energía de cada uno de ustedes, con la confianza de que vamos a recuperar la alcaldía para todos los obispeños, vamos a ganar este 21 de noviembre, sentenció.

Noticias relacionadas

Deja un comentario