Privatización de recolección de la basura en Barinas reconoce fracaso del socialismo

El legislador Pedro Luis Castillo, presidente de la Comisión de Servicios Públicos del CLEB, aseguró que ahora “tiene que acudirse a la empresa privada, tras 23 años de gobierno socialista el cual acabó no solo con este servicio, sino además con la cultura de pago, ya que el venezolano se acostumbró  a no pagar por los servicios públicos y eso es una realidad”, apuntó

Raúl Alvarez González

Para el legislador Pedro Luis Castillo, presidente de la Comisión de Servicios Públicos del Legislativo,  la aprobación en el Concejo del Municipio Barinas, con el voto salvado de la oposición, de la privatización de la recolección de los desechos sólidos en Barinas con la empresa Fospuca, “ no es más que el reconocimiento del fracaso del modelo socialista que siempre alentó a la no privatización de los servicios públicos”, aseveró.

Sostiene el parlamentario regional que, se contrata ahora  a la empresa Fospuca  y no deja de sorprender  que se privatice completamente este servicio, cuando ha sido precisamente el régimen rojo, rojito que ha hablado  en todo momento de que los servicios públicos no deben  ser privatizados y de alguna manera se está reconociendo el fracaso que ha tenido el modelo socialista y que tiene que acudirse a la empresa privada, tras 23 años de gobierno socialista que acabó no solo con este servicio, si uno además con la cultura de pago, ya que el venezolano se acostumbró  a no pagar por los servicios públicos y eso es una realidad”, precisó.

Destacó Castillo que, con el tema de la recolección de los desechos sólidos desde la Comisión del CLEB,  “hemos estado alentado para que se lleve a plenaria, situación que no ha sido posible, sin embargo vemos con buenos ojos que el alcalde Paredes, aparentemente le haya metido el pecho a esta situación, dado que es el principal garante  de que se cumpla este servicio”, dijo.

Agregó que, sin embargo,  hasta ahora esto no había sido posible  y recordó  que la empresa encargada para la recolección de los desechos sólidos anteriormente  era Esobades, “la cual dependía de la Gobernación del estado, pero que fueron quitadas las competencias  al gobernador Garrido cuando ganó las elecciones del 9 de enero”, enfatizó.

 De igual modo,  Castillo reconoció que es una realidad que la situación económica de los venezolanos y particularmente de los barineses es muy precaria,  “  y no se le puede de “sopetón”  meterle a la gente que pase de no pagar nada a cancelar altas sumas de dinero al igual que las empresas privadas que van a tener que pagar y quienes están tratando de levantar sus economías  producto de la recesión económica,  la pandemia las malas políticas pública, entre otras tantas y se verán afectados de la noche de la mañana”, recalcó.

Al finalizar,  el parlamentario de la Unidad sostuvo que esto debió haberse discutido un poco más en el seno del Concejo Municipal,  “ no en vano la fracción de la Unidad salvó su voto en esta decisión, porque además los montos que pretenden cobrar la empresa Fospuca, estaríamos hablando de 9 millones de dólares anuales  lo que estarían pagando los barineses y que si no llegan a cancelar, son deudas que va a asumir  el municipio que después van a ser impagables,  lo que se traduce en que están solucionando un problema pero creando otro a la economía de los barineses”, apuntó.

Noticias relacionadas

Deja un comentario