Argentina abandona el Grupo de Lima y pide diálogo en Venezuela

El gobierno de Alberto Fernández considera que el bloque ha tomado medidas que han «aislado» al régimen de Nicolás Maduro

(Buenos Aires, Mar 24/EN).- En desacuerdo con la política de “aislamiento” a Venezuela, gobernada por el régimen de Nicolás Maduro, la gestión de Alberto Fernández confirmó su retiro del Grupo de Lima, el conglomerado de 14 países conformado en 2017 para buscar una salida democrática a la crisis social, política y económica del país.

“En el día de la fecha, la República Argentina formalizó su retiro del denominado Grupo de Lima, al considerar que las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada”, afirmó la Cancillería a través de un comunicado.

“Por otro lado, la participación de un sector de la oposición venezolana como un integrante más del Grupo de Lima ha llevado a que se adoptaran posiciones que nuestro gobierno no ha podido ni puede acompañar”, sostuvo, en relación con el reconocimiento que ese grupo hizo del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

“Una vez más, reiteramos que la mejor manera de ayudar a los venezolanos es facilitando que haya un diálogo inclusivo que no favorezca a ningún sector en particular, pero sí a lograr elecciones aceptadas por la mayoría con control internacional”, continuó un comunicado, que sostuvo una tibia condena a las autoridades venezolanas.

“Es claro que no pueden desconocer, sin embargo, que producir las condiciones para un diálogo que resulte productivo es primordialmente su responsabilidad. Un diálogo del que deben formar parte, pero del que no puede apartar a la oposición en su conjunto. Un diálogo que sin duda se vería enriquecido con voces provenientes de los principales actores sociales del país, como la Iglesia, el sector empresario y las organizaciones no gubernamentales, sin exclusiones”, aclararon desde la Cancillería argentina.

Pero en el párrafo siguiente, agregaron: “En un contexto en el que la pandemia ha hecho estragos en la región, las sanciones y bloqueos impuestos a Venezuela y a sus autoridades, así como los intentos de desestabilización ocurridos en 2020, no han hecho más que agravar la situación de su población y, en particular, la de sus sectores más vulnerables”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario