Armas nucleares son una «pistola cargada», advierte jefe de la ONU

«Sólo nos separa del apocalipsis un error, un malentendido o un fallo de cálculo», dijo el jefe de la ONU en Hiroshima, en memoria de las casi 140.000 víctimas mortales del primer ataque atómico de la historia.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, advirtió el sábado (06.08.2022) en Hiroshima que la humanidad «juega con un arma cargada», debido a la proliferación nuclear y a los focos de conflicto abiertos, en el aniversario del bombardeo atómico a la ciudad japonesa el 6 de agosto de 1945.

«Solo nos separa del apocalipsis un error, un malentendido o un fallo de cálculo», dijo Guterres en la ceremonia en memoria de las casi 140.000 víctimas mortales que dejó el primer ataque atómico de la historia, ejecutado por la fuerza aérea estadounidense.

Guterres estuvo junto al primer ministro japonés, Fumio Kishida, el alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, representantes de 98 países e instituciones, e «hibakusha» o supervivientes de la acción nuclear.

El jefe de la ONU subrayó el riesgo de que se repitan los horrores de Hiroshima debido a las más de 13.000 armas atómicas existentes actualmente en el mundo y a las crisis con «componentes nucleares» como la invasión rusa de Ucrania, la situación en la península de Corea o la de Oriente Medio.

Señaló, no obstante, que hay «señales de esperanza» como la X conferencia de revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear que se celebra en Naciones Unidas desde principios de mes, y a cuyos miembros pidió «trabajar urgentemente para eliminar todos los arsenales que amenazan nuestro futuro».

El primer ministro japonés destacó que el movimiento hacia un mundo libre de armas nucleares «parece ralentizarse», ante lo que pidió «plantarse y comprometerse a que nunca se repita una tragedia similar».

«Japón reconciliará la situación de seguridad regional con su deseo de lograr un mundo libre de armas nucleares», afirmó Kishida.

La ceremonia se celebró en el Parque de la Paz de Hiroshima, cerca del hipocentro de la devastadora explosión nuclear, y comenzó con un minuto de silencio a las 8:15 hora local (23:15 GMT del viernes).

Esa fue la hora exacta a la que el B-29 Enola Gay de las Fuerzas Aéreas estadounidenses lanzó hace 77 años el «Little Boy», como se bautizó al primer artefacto nuclear empleado en un conflicto bélico.

Tres días después, el 9 de agosto de 1945, EE.UU. lanzó una segunda bomba nuclear sobre la ciudad de Nagasaki, lo que desembocó en la capitulación de Japón seis días más tarde y puso fin a la Segunda Guerra Mundial.

Noticias relacionadas

Deja un comentario