Bachelet pide liberación de presos políticos «ahora más que nunca»

La alta comisionada de la ONU para los DDHH, Michelle Bachelet, volvió a reaccionar este miércoles en torno al Covid-19. Esta vez habló sobre los presos políticos, quienes, asegura, deberían ser puestos en libertad “ahora más que nunca”.

“Ahora más que nunca los gobiernos deberían poner en libertad a todos los reclusos detenidos sin motivos jurídicos suficientes, entre otros a los presos políticos y otros internos que fueron encarcelados simplemente por expresar ideas críticas o disentir”, señaló Bachelet.

Advirtió que el coronavirus se ha comenzado a propagar en las prisiones, cárceles y centro de detención de migrantes, además de hospicios y hospitales psiquiátricos. También alertó que existe el riesgo de que este mortal virus arrase con personas recluidas “que se encuentran en situación de extrema vulnerabilidad”.

“En muchos países, los centros de reclusión están atestados y en algunos casos lo están de manera peligrosa. A menudo los internos se encuentran en condiciones higiénicas deplorables y los servicios de salud suelen ser deficientes o inexistentes. En esas condiciones, el distanciamiento físico y el autoaislamiento resultan prácticamente imposibles”, comentó.

Dijo que en medio de esta crisis, los gobiernos del mundo “se enfrentan a cuantiosas exigencias de recursos y tienen que adoptar decisiones difíciles”, pero aun así, les instó a no olvidar a las personas encarceladas o recluidas, “porque las consecuencias de su abandono podrían ser catastróficas”.

“Es esencial que en los planes para afrontar la crisis los gobiernos aborden la situación de las personas reclusas, a fin de protegerlas y proteger también al personal de los centros, los visitantes y, por supuesto, al conjunto de la sociedad”, comentó.

No obstante, precisó que había que actuar “de inmediato” para prevenir las nuevas pérdidas de vidas entre los reclusos, dado a que ya se han producido brotes y fallecimientos en cárceles e instituciones en un “número creciente de países”.

“A fin de prevenir nuevos brotes de Covid-19 tal vez sea necesario limitar las visitas a las instituciones de reclusión, pero las medidas de esta índole han de aplicarse de manera transparente y deben comunicarse con claridad a las personas afectadas. La suspensión súbita de contactos con el mundo exterior puede agravar una situación que de por sí quizá sea ya tensa, difícil y potencialmente peligrosa”, dijo Bachelet.

“El Covid-19 plantea un grave desafío al conjunto de la sociedad, ya que los gobiernos adoptan medidas para cumplir con el distanciamiento físico. Estas medidas son indispensables, pero me preocupa sobremanera que algunos países amenacen con penas de prisión a quienes desobedezcan esas normas. La ejecución de esas amenazas podría agravar la mala situación que ya existe en los centros de reclusión y contribuiría muy poco a frenar la propagación de la enfermedad”, acotó.

 Con información de NDP.

Noticias relacionadas

Deja un comentario