Bielorrusia: Más de medio millar de detenidos en nuevas protestas

Entre los detenidos hay una decena de periodistas, un medallista olímpico y una reina de belleza del país. La líder opositora en el exilio animó a volver a manifestarse y dijo que espera reunirse con Joe Biden.

Más de 500 personas fueron detenidas este domingo en Bielorrusia durante un nueva manifestación de protesta contra el presidente de esa antigua república soviética, Alexander Lukashenko, informó la ONG bielorrusa de derechos humanos Vesná.

Hacia las 19:00 hora local (17:00 CET) la lista de detenidos publicada en la página web de Vesná incluía 526 personas, todas identificadas con su nombre y apellido.

Los arrestos, algunos de ellos con gran violencia, como se puede apreciar en las imágenes difundidas en las redes sociales, fueron practicados por policías uniformados y agentes de civil provistos de porras y con el rostro cubierto con pasamontañas.

Entre los detenidos hubo una decena de periodistas, así como personalidades bielorrusas, por ejemplo, el atleta Andréi Krauchanka, medalla de plata en decatlón en los Juegos Olímpicos de Pekín-2008, o la Miss Bielorrusia 2008, Olga Jinikova.

«El país se ha convertido en una prisión. Es una junta militar, no podemos suportar esta situación, toda esta represión, detienen a gente en la calle sin ningún motivo», criticó Elena Vassilevitch, una jubilada, de 65 años, que salió a manifestarse con la esperanza «de finalmente vivir en un país libre y democrático».

Como todos los domingos desde el 9 de agosto pasado, cuando Lukashenko, en el poder desde hace veintiséis años, fue declarado electo para un nuevo mandato con más del 80 por ciento de los votos, miles de ciudadanos marcharon por las calles de Minsk para exigir su dimisión. La protesta de hoy se produjo dos días después de que la Unión Europea aprobara sanciones contra Lukashenko por fraude electoral en la presidenciales del 9 de agosto, así como por la represión posterior contra manifestantes pacíficos y opositores.

Noticias relacionadas

Deja un comentario