Bloqueos, protestas y llamados a la paz en Bolivia en vísperas de la asunción de Arce

La recuperación democrática se consolidará el domingo con el inicio del nuevo gobierno del Movimiento al Socialismo.

Los sectores más radicalizados de la derecha en Bolivia comenzaron este jueves una serie de bloqueos y protestas en rechazo a los resultados de las elecciones generales, celebradas el pasado 18 de julio, y a solo tres días de que Luis Arce Catacora asuma como nuevo presidente, en una ceremonia que representará el regreso de la democracia en ese país.

Las manifestaciones están marcadas por la tensión ante el temor de que deriven en episodios de violencia, pero por ahora carecen de impacto político debido a la contundencia del triunfo que el candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), y hoy presidente electo, logró al obtener el 55,11 % de los votos, y que ya fue validado por el Tribunal Supremo Electoral y reconocido por múltiples organizaciones internacionales.

El Comité Cívico pro Santa Cruz, que es una de las organizaciones que promovió el golpe de Estado en contra de Evo Morales hace un año, inició este jueves un paro en este departamento para exigir una auditoría a las elecciones, pedido que las autoridades electorales ya rechazaron al no existir prueba alguna de irregularidades.

La respuesta del presidente electo a los actos opositores fue un llamado a no caer en provocaciones y mantener un clima pacífico.

Noticias relacionadas

Deja un comentario