VARIEDADES:

Brasil se compromete a reducir un 50 % de las emisiones de gases hasta 2030

Según los datos oficiales, la deforestación solo en la Amazonía brasileña en el primer semestre creció un 17,1 % respecto al mismo periodo de 2020, lo que supone 3.609 kilómetros cuadrados de selva

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el ministro de Medio Ambiente, Joaquim Leite, anunciaron este lunes la meta climática de reducir en un 50 % la emisión de gases de efecto invernadero del país a la atmósfera, además de neutralizar la emisión de carbono hasta 2050.

Presentamos hoy una nueva meta climática, más ambiciosa, pasando del 43 % al 50 % (de reducción) hasta 2030 y de neutralidad de carbono hasta 2050, que será formalizada durante la COP26″, expresó Leite en una transmisión en directo desde Brasilia durante un evento paralelo a la cumbre del clima.

El anunció marcó el inicio, aunque a distancia, de la participación de Brasil en el evento, pese a que el mandatario brasileño optó por no acudir a la conferencia y el ministro solo viajará a Glasgow (Escocia) el próximo día 7.

Leite señaló que el mundo busca «soluciones» para hacer frente a la crisis climática y realizó encuentros bilaterales previos a la COP26 con más de 60 países.

«Refuerzo nuestros compromisos con la generación de una economía neutra en emisiones de gases de efecto invernadero, pero al mismo tiempo garantizando la generación de empleos y renta», completó.

Por su parte, Bolsonaro señaló que Brasil «no es parte del problema», sino de «la solución» en el combate a la crisis climática, en un video de 3 minutos grabado y exhibido en el pabellón de Brasil en Glasgow, en el que no mencionó la Amazonía ni la deforestación en el país.

Bolsonaro decidió no acudir a la cumbre y permaneció en Italia, donde aterrizó el pasado viernes para participar entre el 30 y el 31 de octubre en el G20 de líderes en Roma.

El Gobierno del ultraderechista llega a la conferencia presionado por la comunidad internacional, que insta al país a mejorar sus compromisos ambientales contra el calentamiento global.

Así, Bolsonaro instó en el video a trasladar las «preocupaciones ambientales» al «centro de la agenda económica«.

«Vamos a actuar con responsabilidad, buscando soluciones reales para una transición que se hace urgente», destacó.

En la pasada cumbre del clima, el líder ultraderechista se comprometió a avanzar para eliminar la deforestación ilegal en Brasil hasta 2030, pero desde que llegó al poder, en 2019, la devastación ambiental viene registrando consecutivos récords.

Las organizaciones ecologistas y hasta la comunidad internacional han atribuido los altos niveles de destrucción a la controvertida política ambiental de Bolsonaro, quien defiende la explotación de los recursos naturales de la Amazonía y ha flexibilizado la fiscalización de actividades como la minería y el comercio de madera.

Según los datos oficiales, la deforestación solo en la Amazonía brasileña en el primer semestre creció un 17,1 % respecto al mismo periodo de 2020, lo que supone 3.609 kilómetros cuadrados de selva.

Asimismo, la deforestación en los seis ecosistemas del país se extendió a lo largo de 13.853 kilómetros cuadrados en 2020, un área en un 13,6 % superior a la destruida en 2019.

Noticias relacionadas

Deja un comentario