VARIEDADES:

Colombia ha triplicado las expulsiones de migrantes en los últimos años

En Colombia las expulsiones se han disparado. En 2019 y 2020 fueron casi 3 veces más las personas expulsadas que las deportadas, dice estudio que concluye que “expulsiones discrecionales se convirtieron en regla”.

En Colombia, el Decreto 1067 de 2015 contempla la figura de la «expulsión discrecional”, que le permite a Migración Colombia expulsar a las personas extranjeras que a su juicio realicen actividades o representen un riesgo que atenten contra la seguridad nacional, el orden público, la salud pública y la tranquilidad social. «Por lo general, las expulsiones de este tipo ocurren en tiempos muy cortos y la ley no permite que las personas puedan defenderse de esta decisión, interponiendo recursos como la reposición y apelación, lo cual vulnera su derecho al debido proceso”, dice Lucía Ramírez Bolívar en Dejusticia, una ONG que investiga problemas sociales en Colombia.

Dicho decreto regula los tipos de sanciones migratorias, las causales que dan lugar a cada sanción y el procedimiento que se debe respetar para su imposición. Dentro de las sanciones migratorias se encuentran: las sanciones económicas, la deportación, la expulsión y la «expulsión discrecional” o por otros eventos. Siendo la «expulsión discrecional” una de las sanciones más graves. «Por esta razón, debería ser excepcional y debería estar robustecida con mayores garantías para las personas migrantes”, dice Lucía Ramírez Bolívar, abogada especialista en Derecho Constitucional de la Universidad Nacional de Colombia de Dejusticia.

Expulsiones discrecionales se volvieron «la regla” en Colombia

Sin embargo, las cifras de Migración Colombia muestran que las «expulsiones discrecionales” se han convertido en la regla general y no la excepción, pues pasaron en 2015 de representar el 16% del total de las expulsiones al 94% en 2020. En otras palabras, en los últimos 5 años las expulsiones discrecionales aumentaron en un 728% pasando de ser 190 en 2015 a 1573 en 2020.

Esta práctica ha dado lugar a que Migración Colombia tome decisiones arbitrarias e implemente las expulsiones discrecionales sin la debida garantía de los derechos al debido proceso y la unidad familiar, todo por considerar que al ser una decisión «discrecional” no requieren motivar de forma detallada la razón de esta decisión. Tanto en el caso de las expulsiones por causales específicas como por razones discrecionales, implica la prohibición de ingresar al país por mínimo 5 años y podrá ser superior a 10 años.

Noticias relacionadas

Deja un comentario