Continúan las protestas en Birmania a pesar de la represión militar

Los generales en el poder impusieron un corte casi total de internet por segunda noche consecutiva y siguen con las detenciones para intentar sofocar el levantamiento popular contra el golpe de Estado del 1 de febrero.

Miles de manifestantes protestaron este martes (16.02.2021) en Rangún, la capital económica de Birmania, y otras ciudades, mientras los generales birmanos en el poder impusieron un corte casi total de internet por segunda noche consecutiva y continúan con las detenciones para intentar sofocar el levantamiento popular contra el golpe de Estado del 1 de febrero.

Los manifestantes invitaron a los habitantes a unirse al movimiento de desobediencia civil, luego de que muchos funcionarios públicos, como abogados, profesores, controladores aéreos y trabajadores ferroviarios ya respondieran a la convocatoria haciendo huelga desde el golpe militar.

Pero tras el despliegue de tropas en algunas ciudades, incluso con vehículos blindados, se redujo el número de participantes en las manifestaciones, que por el momento suelen ser pacíficas.

Las fuerzas armadas, que cuentan con el apoyo en la ONU de Rusia y China, ignoran las múltiples condenas internacionales y a las sanciones anunciadas por Washington.

Los generales golpistas, que cuestionan las elecciones legislativas de noviembre ganadas masivamente por la LND, han autorizado registros sin orden judicial y detenciones por un corto periodo, sin necesidad del visto bueno de un juez.

Unas 420 personas (políticos, médicos, activistas, estudiantes, huelguistas) han sido detenidas en dos semanas, según una organización no gubernamental que ayuda a los presos políticos.

La exdirigente de facto del gobierno civil, Aung San Suu Kyi, y el presidente de la república Win Myint están arrestados desde el golpe.

Noticias relacionadas

Deja un comentario