Cuatro años de prisión a periodista china que documentó coronavirus en Wuhan

El gobierno Chino condenó a prisión a la periodista china Zhang Zhan, quien cubrió el brote del coronavirus en Wuhan a finales del año pasado.

Zhang fue declarada culpable de «buscar altercados y provocar problemas», un cargo que se usa frecuentemente en ese país contra activistas, la exabogada había sido detenida en mayo y desde entonces se encuentra en huelga de hambre, sus abogados afirman que está en mal estado de salud, reseñó BBC.

«Zhang Zhan parecía devastada cuando se anunció la sentencia», dijo Ren Quanniu, uno de sus abogados defensores quien también destacó que la madre de Zhang sollozó en voz alta en el momento que se leyó el veredicto de su hija.

Zhang se encontraba en Wuhan em febrero para documentar e informar de forma independiente sobre el brote, sus trabajos fueron transmitidos en vivo y sus escritos se compartieron en las redes sociales, motivo que llamó la atención de las autoridades chinas.

La ciudadana china no habría sido la única en ser detenida; de acuerdo a la organización Defensores Chinos de los Derechos Humanos (CHRD) los reportes de Zhang también incluían las detenciones de otros periodistas independientes y el acoso que sufrían sus familias por supuestas «rendiciones de cuentas».

En uno de sus trabajos independientes, Zhang comentó que decidió documentar la situación en Wuhan tras leer una publicación en línea sobre la vida en la ciudad durante el brote, una vez en el epicentro de la pandemia, las amenazas de las autoridades no impidieron que la Zhang continuara con su investigación.

«Quizás tengo un alma rebelde. Solo estoy documentando la verdad. ¿Por qué no puedo mostrar la verdad?», comentó en un clip de uno de sus trabajos el cual fue obtenido por BBC.

«No dejaré de hacer lo que hago porque este país no puede retroceder».

Desde inicios de noviembre se habían presentados cargos formales contra Zhang por enviar supuestamente «información falsa a través de texto, video y otros medios vía WeChat, Twitter y Youtube». El documento también la acusa de colaborar con medios de comunicación extranjeros con el fin de «difundir maliciosamente» información sobre el coronavirus, motivos por los cuales fue sentenciada de 4 a 5 años en prisión.

Noticias relacionadas

Deja un comentario