Dimite director de DDHH de Bogotá en medio de protestas

Andrés Idarraga renunció este martes a su cargo ante lo que a su juicio es falta de compromiso de la Alcaldía de la capital colombiana con la defensa de estos derechos en medio de las manifestaciones que se han producido en los últimos días

Caracas.- El director de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobierno de Bogotá, Andrés Idarraga, renunció este martes a su cargo ante lo que a su juicio es falta de compromiso de la Alcaldía de la capital colombiana con la defensa de estos derechos en medio de las protestas, que se han vuelto a reactivar en los últimos días. 

Además, a través de un comunicado, Idarraga lamentó que el informe presentado por la Alcaldía de Bogotá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) no asume «críticamente la lectura de la situación» de las protestas, especialmente después de que «la Policía se insubordine al Gobierno civil y cometa agresiones de forma sistemática, intimide a la población y continúe en los territorios como si nada pasara» ante «la falta de claridad y contundencia» del Gobierno local.

«La Administración tiene la responsabilidad de ser garante de los Derechos Humanos, esto implica que ante situaciones de abuso policial, por respeto a las víctimas y la ciudadanía, se asuma una postura clara como primera autoridad, se emitan instrucciones y tomen las medidas a que haya lugar», reprochó Idarraga a la Administración de la ciudad.


En este sentido, recordó a la Secretaría de Gobierno que «está en mora de asumir una postura clara, vehemente y pública con los métodos de la Policía», mientras que ha considerado «perturbador» que algunos de los agentes de la Policía que presenciaron «la tortura a ciudadanos» permanezcan en servicio. «La tibieza ante el abuso policial puede seguir costando vidas», advirtió.

Sobre el informe presentado a la CIDH, que visitó hace unas semanas el país para evaluar la situación de Derechos Humanos en el marco de las protestas antigubernamentales, Idarraga criticó que se centrara en el vandalismo, algo que es «definitivamente muy grave». 

No obstante, «ante la naturaleza del informe, darles mayor valor a estos hechos en comparación con las graves violaciones de Derechos Humanos resulta ser un desacierto institucional».

Así, el director de Derechos Humanos de la ciudad resumió los motivos de su dimisión en la «falta de postura ante las violaciones de los Derechos Humanos en la ciudad», el «desconocimiento de la ciudad y del papel de la Dirección de Derechos Humanos» y la «ambigüedad en el informe presentado a la CIDH». 

Noticias relacionadas

Deja un comentario