España condena los atropellos contra sus funcionarios en Caracas

El Gobierno español condenó este domingo lasdetenciones de personal de la embajada española en Caracas y los registros realizados en casas de trabajadores adscritosa la misma tras la salida de ese país del opositor Leopoldo López –llegado hoy a Madrid-, al entender que violan la Convención de Viena.

Según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, “España reitera su convencimiento de que la crisis multidimensional que atraviesa Venezuela requiere de una salida negociada, dirigida por los propios venezolanos que permita la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias con plenas garantías democráticas“, y se recuerda la disposición de ayudar en ese proceso.

La cancillería española confirmó que el opositor venezolano se ha reunido ya con su familia en la capital de España después de haber permanecido como huésped en la residencia del embajador español en Caracas desde el 30 de abril de 2019.

“La decisión de salir de la embajada es una decisión personal y voluntaria“, según el ministerio español.

Asimismo condena las detenciones de personal laboral de su Embajada y los registros producidos en domicilios de personal adscrito a la representación, “actos que suponen un incumplimiento de las obligaciones contenidas en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas“, aseguran las autoridades españolas.

Un vigilante privado de la Embajada y una empleada de Leopoldo López fueron arrestados este sábado, después de que el político saliera de la residencia del embajador, Jesús Silva, informó a EFE una fuente diplomática.

El vigilante, identificado como José Jerjes Neira,llevaba años trabajando en la Embajada de España y fue arrestadopor el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), según la fuente.

El partido Voluntad Popular (VP), fundado y liderado por López, denunció que funcionarios del Sebindetuvieron a Nubia Campos, una empleada del político que le llevaba la comida durante su estancia en la residencia del embajador.

Leopoldo López llegó al mediodía de este domingo al aeropuerto de Madrid, del que salió sin ser visto por la prensa que esperaba, y se dirigió a casa de sus padres en la capita de Españal, informaron a Efe fuentes próximas a su familia.

El opositor venezolano dejó su país el viernes pasado, tras abandonar la residencia del embajador español, donde permanecía después de participar en un fallido levantamiento militar, junto al presidente del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, reconocido mandatario del país por unos 50 países, España entre ellos.

EFE.

Noticias relacionadas

Deja un comentario