Evo Morales califica de «acto cruel e inhumano» la deportación de más de 100 migrantes de Chile

El expresidente de Bolivia Evo Morales calificó de «acto cruel e inhumano» la deportación de migrantes ordenada por el Gobierno de Chile «en pleno rebrote de la pandemia».

«Para la derecha no hay solidaridad ni ser humano, solo negocio y lucro«, escribió el líder boliviano, en referencia al Ejecutivo de Sebastián Piñera, en su cuenta de Twitter.

El pasado miércoles, Chile expulsó del país, en un solo día, a 138 migrantes irregulares (86 personas, entre venezolanos y colombianos) y 52 personas (entre bolivianos y peruanos).

Morales, además, afirmó que esta acción, que «pone en riesgo» la vida de los ciudadanos deportados, se asemeja a la política migratoria de Donald Trump durante su Administración, señalada de atentar contra los derechos humanos de quienes buscaban ingresar a EE.UU. ante las precarias condiciones económicas y sociales en sus países.

«Regularizar a la gente»

Las autoridades chilenas afirmaron que desde el pasado 1 de febrero se intensificó el ingreso irregular de personas de otros países a la comuna de Colchane (Región de Tarapacá), fronteriza con Bolivia, lo que provocó una crisis migratoria en medio del cierre de fronteras por la pandemia.

Se estima que entre 200 y 300 personas entraron por las inmediaciones de ese paso fronterizo diariamente, mientras que en enero la cifra total fue de 3.600 personas, según Biobio.

Esta medida de expulsión fue rechazada por distintos sectores de defensa de los derechos humanos. El secretario general de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, Rodolfo Noriega, calificó la determinación de «mediática»  y dijo que el Gobierno chileno solo busca demostrar ante la prensa que tiene el control en Colchane, donde los servicios públicos colapsaron ante el incremento de personas a las que atender.

«Esta gente ingresa de forma irregular porque no hay mecanismos de ingreso regular. La solución es regularizarla, no expulsarla», dijo en entrevista de Radio Agricultura.

La entrada de extranjeros disminuyó de manera importante tras el despliegue de las Fuerzas Armadas chilenas en la zona fronteriza, según el Decreto 265, que las faculta para impedir el paso por sitios no habilitados en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta.

Fuente: RT

Noticias relacionadas

Deja un comentario