Fiscalía de EEUU dice que Trump tenía información de «máximo secreto»

Miami – El FBI encontró en el registro de la residencia del expresidente de EEUU Donald Trump 184 documentos clasificados, incluidos 67 documentos marcados como confidenciales, 92 como secretos y 25 documentos con la marca de «MÁXIMO SECRETO», según reveló hoy la Fiscalía del país.

Así figura en una versión editada del documento en el que se exponen las razones que justificaron el registro a comienzos de este mes en la casa de Trump en Florida por agentes del FBI, y que fue difundido este viernes.

La declaración jurada, publicada con gran parte del texto oculto y con muchos tramos cubiertos para no producir «un impacto adverso en la búsqueda de evidencia relevante por parte del gobierno», como señaló el Departamento de Justicia, revela que durante el registro en la vivienda del expresidente se encontraron quince cajas con documentos clasificados.

Según el documento difundido hoy, catorce de las quince cajas recuperadas a comienzos de año de Mar-a-Lago, en Palm Beach, contenían registros clasificados, incluidos 25 documentos marcados como «ultrasecretos».

El hallazgo de «documentos altamente clasificados entremezclados con otros registros», como se lee en la declaración jurada, que habían estado en Mar-a-Lago y no en la Casa Blanca u otro espacio autorizado, motivó que un responsable de los Archivos Nacionales refiera el asunto al Departamento de Justicia.

El FBI inició una investigación preliminar que determinó que documentos clasificados, «que parecen contener Información de Defensa Nacional (NDI), se encontraban entre los materiales contenidos en las QUINCE CAJAS» y fueron almacenados en una «ubicación no autorizada» en Mar-a-Lago, se lee en la declaración jurada.

La difusión de esta versión del documento con muchos tramos tachados se da luego de que el jueves el juez federal Bruce E. Reinhart, con tribunal en Florida, autorizara su publicación con las modificaciones que el Departamento de Justicia considerara pertinentes.

La difusión de esta declaración jurada había sido solicitada por una docena de medios que argumentaron que el público tenía derecho a saber las causas de esta investigación «sin precedentes» que llevó al FBI a registrar el pasado 8 de agosto la casa en Florida del expresidente (2017-2021) .

Tras la publicación del documento editado, el expresidente Trump reaccionó y dijo que no hizo «nada malo» y que lo sucedido es «un ataque político».

«Básicamente hemos sido atacados, fuimos allanados. Abrieron las cajas fuertes, llevaron a muchos, muchos agentes del FBI, todo justo antes de las elecciones de medio mandato» de noviembre, publicó en su red Truth Social.

Noticias relacionadas

Deja un comentario