VARIEDADES:

Heridos diez militares en protestas contra la creciente crisis en el Líbano

Al menos diez militares resultaron heridos la noche del sábado en una serie de protestas contra la creciente crisis e inacción gubernamental en el Líbano, donde el valor de la libra libanesa ha alcanzado hoy un nuevo récord a la baja mientras crece la escasez de productos básicos.

El Ejército libanés informó hoy en un comunicado de que nueve de sus efectivos resultaron heridos en la noche del sábado después de que dos jóvenes a bordo de una motocicleta les lanzasen granadas aturdidoras durante las protestas en la ciudad de Trípoli, en el norte de esta nación mediterránea.

También en esa localidad, cuna de la oleada de manifestaciones iniciadas a finales de 2019, al principio de la actual crisis, otro militar sufrió heridas por el impacto de piedras lanzadas por los manifestantes cuando trataba de impedir que éstos atacasen «propiedades públicas y privadas», según la nota.

En los últimos días grupos reducidos de manifestantes han estado cortando carreteras en varios puntos del país, incluida Beirut, con contenedores en llamas para protestar por el rápido deterioro de la situación.

En las últimas semanas, la grave crisis económica desatada en 2019 se ha agravado con un nuevo desplome del valor de la moneda local, una desmesurada inflación, continuos cortes eléctricos y una importante escasez de productos básicos como medicinas, material sanitario y combustible.

En un intento de atajar las colas kilométricas para repostar que se registran en la nación, el Gobierno interino dio luz verde el pasado viernes a subsidiar el combustible a 3.900 libras por un dólar, en vez de al tipo de cambio oficial de 1.500 libras que se venía aplicando, si bien en el mercado negro roza las 17.000 por un billete verde.

La medida podría traducirse en un aumento de la cantidad de gasolina disponible en las estaciones de servicio, pero se teme que provoque también una subida del precio del litro y, por ende, de todos los productos que necesitan ser transportados hasta el punto de venta.

El Líbano lleva unos diez meses en manos de un Ejecutivo interino que dimitió en bloque tras la devastadora explosión del pasado agosto en Beirut y el primer ministro designado para tomar el relevo, Saad Hariri, no ha logrado formar gobierno desde su nombramiento en octubre.

Vía EFE

Noticias relacionadas

Deja un comentario