La India se acerca a los 60.000 muertos por coronavirus

La India se acercó este lunes a la barrera de los 60.000 fallecidos a causa de la pandemia del coronavirus, mientras el número de casos detectados continúa ascendiendo y supera ya los 2,6 millones en este país de 1.300 millones de habitantes.

Según los últimos datos de las autoridades indias, el país registró 941 muertes por la COVID-19 en las últimas 24 horas, elevando la cifra de víctimas mortales a 50.921 desde que el primer paciente con coronavirus fue detectado a finales del pasado enero.

Los casos de coronavirus en la India ascienden a 2.647.663, convirtiendo al país asiático en el tercero más afectado por la pandemia, por detrás de Estados Unidos (5,5 millones de casos) y Brasil (3,3 millones).

El Ministerio de Salud indio destacó este lunes en un comunicado de prensa que “la tasa de letalidad sigue reduciéndose y hoy figura en el 1,92 %”.

La cifra es inferior a las registradas en Estados Unidos y Brasil, donde según datos de la universidad estadounidense Johns Hopkins la tasa ronda el 3 %, una diferencia que algunos analistas explican por la relativa juventud de la población india.

En la última semana, el país asiático ha reportado sistemáticamente más de 60.000 casos positivos diarios, el mayor número de infecciones del mundo.

Como parte de la lucha en el país contra la pandemia, la India está desarrollando tres posibles vacunas contra la COVID-19, desveló el pasado fin de semana el primer ministro, Narendra Modi.

Las vacunas aún están en diferentes periodos de prueba, dijo Modi, aunque aseguró que el país asiático está listo para fabricar masivamente la que sea exitosa.

Una afirmación en sintonía con el anuncio a principios de mes del Instituto Serum de la India, el mayor fabricante mundial de vacunas, que junto a la Alianza Mundial para la Inmunización y la Vacunación (GAVI) y la Fundación Bill & Melinda Gates aseguraron la fabricación de 100 millones de dosis a un precio máximo de tres dólares.

Los contagios han ido en aumento en la India, que dejó atrás su estricto confinamiento a principios de junio con apenas 250.000 positivos.

Desde entonces y pese a la escalada de los contagios, el Gobierno ha ido eliminando las restricciones de forma paulatina y el país se encuentra ya, desde principios de agosto, en su tercera fase de desescalada, en la que se limita el cierre a eventos multitudinarios o lugares con gran asistencia de público, como cines o piscinas.

Vía 800 Noticias.

Noticias relacionadas

Deja un comentario