Juez ordena incautar el avión venezolano-iraní retenido en Buenos Aires

La Justicia argentina decidió incautar la aeronave con el propósito de obtener más datos sobre qué hacía en la capital la tripulación del vuelo, integrada por cinco iraníes y 14 venezolanos, cuyos pasaportes también fueron retenidos con anterioridad

La Justicia argentina ordenó este miércoles la incautación del avión venezolano-iraní retenido en el aeropuerto internacional de Buenos Aires, en el marco de una investigación por posibles vínculos con el terrorismo internacional, confirmaron a Efe fuentes judiciales.

Según estas fuentes, la Justicia decidió incautar la aeronave con el propósito de obtener más datos sobre qué hacía en Buenos Aires la tripulación del vuelo, integrada por cinco iraníes y 14 venezolanos, cuyos pasaportes también fueron retenidos con anterioridad.

Todavía se desconoce el tiempo exacto de incautación del avión y la causa permanece en secreto de sumario, concluyeron estas fuentes.

El avión en cuestión, un Boeing 747 Dreamliner de carga, fue propiedad de la empresa iraní Mahan Air y actualmente pertenece a Emtrasur, filial del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), empresas que están sancionadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

La aeronave ingresó a Argentina el 6 de junio con una carga procedente de México, previa escala en Venezuela, con destino al aeropuerto internacional de Ezeiza, y el miércoles despegó para ir a Uruguay a cargar combustible, pero aterrizó nuevamente en el aeropuerto argentino porque el país vecino no habilitó su aterrizaje.

En Argentina, las petroleras no cargan combustible al avión por temor a las sanciones de Estados Unidos.

Desde esta semana, la Justicia argentina lleva adelante una investigación para dilucidar los posibles vínculos de la tripulación con el terrorismo internacional, ya que uno de sus integrantes, el iraní Gholamreza Gashemi, tiene el mismo nombre que un miembro de las Fuerzas Quds, una división de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, definida por Estados Unidos como una organización terrorista.

El ministro de Seguridad argentino, Aníbal Fernández, manifestó este miércoles que las autoridades del país siguieron «todos los pasos» con respecto al avión, cumpliendo todos los protocolos establecidos.

Asimismo, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, sostuvo que todas las áreas involucradas en este caso «ya explicaron con lujo de detalles» lo sucedido y señaló que el tema «está en manos de la Justicia».

Argentina sufrió dos atentados terroristas en la década del 90 —a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y a la embajada de Israel en Buenos Aires— y la Justicia local señaló a personas poderosas de Irán y el grupo Hezbolá como responsables.

Noticias relacionadas

Deja un comentario