Kim Jong-un admite tensa situación alimentaria en su país

Corea del norte enfrenta una grave crisis económica después de que varios tifones interrumpieran la producción agrícola en el territorio.

El líder norcoreano Kim Jong Un reconoció que la situación alimentaria de su país es tensa, informó este miércoles la prensa estatal, sonando las alarmas en un país que sufrió una devastadora hambruna en los años 1990 que dejó cientos de miles de muertos.

El empobrecido país, que enfrenta numerosas sanciones internacionales por sus programas de armas nucleares y de misiles balísticos, lucha por alimentarse en medio de la escasez.

El año pasado, la pandemia del coronavirus y una serie de tormentas e inundaciones agravaron la situación de su alicaída economía.

En una reunión plenaria del comité central del gobernante Partido de los Trabajadores de Corea, Kim dijo que la economía mejoró este año, con un crecimiento industrial de 25%.

Sin embargo, aclaró que hubo una serie de desvíos debido a numerosos retos.

«La situación alimentaria del pueblo se está poniendo tensa. El sector agrícola no logró cumplir su plan de producción de granos por el tifón«, indicó Kim.

Una serie de tifones provocaron inundaciones el año pasado, destruyendo miles de casas e inundando fincas.

Kim pidió acciones para minimizar el impacto y dijo que asegurar una buena cosecha es la prioridad máxima.

Noticias relacionadas

Deja un comentario