La Comisión Europea propone excluir de SWIFT a Sberbank, el mayor banco ruso

SWIFT, con sede en Bélgica, es un plataforma que conecta a unas 11.000 instituciones financieras de todo el mundo y funciona como sistema de mensajería para informar de transacciones financieras, con lo que se ha convertido en un pilar fundamental del sistema financiero internacional

La Comisión Europea propuso este miércoles desconectar del sistema de mensajería financiera SWIFT a la entidad rusa Sberbank, la más importante del país, y a otros dos bancos como parte de sus nuevas sanciones contra Moscú por la guerra en Ucrania.

Así lo ha desvelado la presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, ante el pleno del Parlamento Europeo en una intervención en la que ha resumido los principales componentes del sexto paquete de represalias contra el Kremlin.

«Vamos a desconectar de SWIFT a Sberbank, el mayor banco de Rusia, que representa cerca de 37% de todo el sistema financiero ruso, y a otros dos bancos importantes. Así, golpeamos a bancos que son críticos para el sistema financiero ruso y la capacidad de (Vladímir) Putin para emprender su destrucción», explicó.

La alemana defendió que, con este paso, la UE ahondará en el «aislamiento» de las entidades bancarias rusas, que han sido golpeadas por las sanciones europeas desde el segundo paquete de sanciones, cuando siete bancos fueron excluidos de SWIFT.

En concreto, a principios de marzo fueron expulsadas del SWIFT las entidades Bank Otkritie, Novikombank, Promsvyazbank, Bank Rossiya, Sovcombank, Vnesheconombank (VEB), y VTB, esta última la segunda mayor del sistema financiero ruso.

Sin embargo, entonces quedaron fuera Sberbank (que será sancionado cuando se apruebe el sexto paquete) y Gazprombank, que gestiona las compras de productos energéticos por parte de los Estados miembros de la Comisión Europea.

SWIFT, con sede en Bélgica, es un plataforma que conecta a unas 11.000 instituciones financieras de todo el mundo y funciona como sistema de mensajería para informar de transacciones financieras, con lo que se ha convertido en un pilar fundamental del sistema financiero internacional.

Además de desconectar a una lista de entidades bancarias rusas de SWIFT, la UE aplica otras restricciones sobre el sistema financiero, por ejemplo, a través de la prohibición de la compra de acciones, la congelación de activos o la paralización de las transacciones con el Banco de Rusia para evitar que tenga acceso a sus propias reservas en bancos europeos.

Sin tener en cuenta todavía este nuevo paquete de sanciones, las represalias del bloque afectan al 70 % de los activos del sistema financiero de Rusia y a empresas estatales que no pueden obtener financiación en el mercado comunitario de capitales.

Noticias relacionadas

Deja un comentario