Las inundaciones acaban con la esperanza de miles en Pakistán

Fazilpur (Pakistán) – Shah Hussain dormía en su casa de Fazilpur, en el este de Pakistán, cuando su primo le despertó por teléfono para advertirle de que se avecinaba una fuerte inundación, una de las tantas que han arrasado gran parte de este país asiático en los últimos meses y que han acabado con la vida de más de 1.100 personas.

Era el 20 de agosto y Hussain, desconcertado, comenzó a despertar a toda su familia y a pedirles que empacaran las cosas para marcharse de inmediato. Cuando salió de casa, el agua se encontraba a solo unos metros de distancia, por lo que se apresuró a guardar los objetos más valiosos.

Solo dos horas después, Hussain junto con su esposa y sus cuatro hijos estaban listos para abandonar su hogar junto con varios vecinos, pero el agua ya superaba el metro de altura en el interior de casa y fluía a tal velocidad que acabó arrastrando a su hija de tres años.

“No hemos encontrado a Rabia Bibi desde entonces”, recuerda este hombre de 40 años.

Sin tiempo que perder, todos los habitantes de Fazilpur, una localidad de la provincia oriental de Punjab que ha sido la más afectada por las inundaciones, tuvieron que franquear la fuerte corriente y caminar durante dos kilómetros para llegar a un lugar seguro.

Hace once días de ese momento, y Hussain y su familia aún no han regresado a casa. Pasan el día y la noche en un camino polvoriento buscando comida para sus hijos, que no siempre logran obtener.

“Se comió a mi hija”, dijo este padre mientras miraba el agua que descendía por la carretera.

Noticias relacionadas

Deja un comentario