Lasso dice que líder indígena busca derrocar al Gobierno

El mandatario de Ecuador advirtió que la CONAIE ya no puede controlar la violencia de sus seguidores, mientras Quito vivía otra jornada de violentos choques entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, acusó este viernes (24.06.2022) al principal líder indígena y presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), Leónidas Iza, de intentar derrocar al Gobierno a través del paro nacional y las violentas protestas sociales que ya cumplen doce días.

«La intención verdadera de los violentos es generar un golpe de Estado», reprochó el viernes el presidente, luego de la muerte de tres manifestantes en una fallida irrupción en el Congreso.

Este viernes miles de indígenas volvieron a chocar con la fuerza pública. Sonaron sirenas y detonaciones mientras manifestantes con escudos artesanales levantaban barricadas y encendían neumáticos. A las bombas molotov, cohetes pirotécnicos y piedras de los manifestantes, equipos antimotines respondían con gas lacrimógeno y granadas aturdidoras.

Mensaje a la nación de Lasso

El mandatario ecuatoriano lanzó un mensaje a la nación en el que se ha referido a los enfrentamientos violentos registrados en las últimas jornadas, especialmente en los dos últimos días, en varios puntos del país, incluida la capital, Quito.

Según Lasso, los incidentes violentos, sumados a la postura de Iza, dejan claro que el colectivo indígena no busca otro fin más que «el derrocamiento del Gobierno».

«Esto nos deja claro que él nunca quiso resolver una agenda en beneficio de los pueblos y nacionalidades indígenas; lo único que buscaba era engañar a sus bases y usurpar el Gobierno legalmente constituido. El señor Iza ya no puede controlar la situación. La violencia perpetrada por criminales infiltrados se le fue de las manos», lamentó el mandatario.

Este viernes, la violencia llegó a las puertas del Congreso. Los manifestantes atacaban con piedras y cohetes de fuegos pirotécnicos por distintos puntos hacia la sede del Parlamento, que era defendida por la fuerza pública disparando bombas de gas lacrimógeno.

«Se han desenmascarado ellos solos. No quieren dialogar. No quieren acordar. No quieren que el país se reactive. No quieren paz. Hasta ahora lo único que han demostrado es que quieren violencia», dijo el ministro de Gobierno (Interior), Francisco Jiménez, en entrevista con la emisora FM Mundo, tras los choques en las afueras del Congreso.

Noticias relacionadas

Deja un comentario