Lula da Silva condena clima de odio en acto de campaña electoral en Sao Paulo

El candidato presidencial brasileño expresó que ese clima y discurso de odio existente en la nación es «anormal e inaceptable»

El candidato a la presidencia de Brasil por el Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula da Silva, condenó el sábado en un acto político de campaña en Sao Paulo el clima de odio existente, luego de conocerse de un segundo asesinato político el viernes.

El expresidente expresó en el multitudinario evento sostenido en Taobao da Serra que el Gobierno debe garantizar al pueblo oportunidades para lograr sus metas.

Además de responsabilizar al actual mandatario Jair Bolsonaro de la muerte del leñador Benito Cardoso dos Santos a mano de uno de sus seguidores en Río de Janeiro, lo que consideró el ex jefe de Estado como anormal e inaceptable.

En tal sentido soslayó que “el pueblo brasileño merece un Gobierno fraterno, sin discursos de odio, que busque el bienestar de todos y garantice la comida en el plato todos los días”.

A lo que agregó que la nación necesita recobrar la vida, sonreír, sentirse libre y avanzar unida hacia la reinstauración de la seguridad pública, justicia social y el bienestar.

El asesinato de Cardoso dos Santos en Río de Janeiro se suma a otro similar perpetrado dos meses atrás en Mato Grosso; así como a las amenazas de que han sido víctimas líderes y candidatos de izquierda, defensores de las ideas del líder del PT.

A propósito, bajo el lema “la esperanza vencerá al miedo», el cual también emplea Lula en su carrera hacia los comicios presidenciales, movimientos populares y centrales sindicales organizaron este sábado (10) actos en defensa del petista y contra Jair Bolsonaro (PL) en al menos 24 ciudades del país.

Agrupados por La Central de Movimientos Populares (CMP), la Marcha Mundial de las Mujeres (MMM), el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), el Movimiento de los Trabajadores Sin Techo, y la Unión de Negros por la Igualdad (Unegro), se sucedieron movilizaciones en Maceió (AL), Salvador (BA), Fortaleza (CE), y João Pessoa (PB).

Además de otras similares en Manaos (AM), Belém (PA), Brasilia (DF), Campo Grande (MS), Vitória (ES), Río de Janeiro (RJ), São Paulo (SP) y Florianópolis (SC); como un llamado a defender la democracia y superar el hambre, el desempleo y la desigualdad que se vive en el país suramericano». 

Con información de Telesur

Noticias relacionadas

Deja un comentario