Ministra peruana pide la destitución de la presidenta del Congreso

Lima.– La ministra de Trabajo de Perú, Betssy Chávez, presentó una denuncia constitucional para que la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, sea removida del cargo, por considerar que forma parte de un intento de un sector de la oposición política de destituir al presidente Pedro Castillo.

Chávez, quien también es legisladora aunque en diciembre pasado renunció a la bancada del partido oficialista Perú Libre, aseguró este martes que hizo su pedido en su calidad de congresista, porque las acciones de Alva «tienen todo el dolo que exige el tipo penal».

«Vamos a hacer una diferencia muy clara, esto es como congresista no como ministra, yo como congresista realizo mi trabajo de fiscalización, sigo presentado proyectos de ley, dentro de mis funciones es que presento la denuncia», remarcó.

Añadió que este lunes informó a los miembros del Ejecutivo sobre su denuncia «para que tengan conocimiento, pero ellos no sabían» que iba a tomar esa medida contra la presidenta del Congreso, que integra la bancada del partido derechista Acción Popular.

La ministra y parlamentaria detalló que su pedido ahora deberá ser evaluado por la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso y admitió que «el camino es largo» hasta su eventual debate y votación por el pleno, por lo que va «a esperar cómo se responde».

Chávez sostuvo, además, que no existe una contradicción entre su denuncia y el llamado al diálogo que ha formulado el Ejecutivo, que desde el martes pasado dirige el jurista Aníbal Torres, a las diferentes bancadas del Congreso, que domina la oposición política.

«Desde el Ejecutivo vamos a tender puentes de diálogo, pero no por eso vamos a dejar de accionar, en este caso como congresista», reiteró.

Consideró, en ese sentido, que un comunicado que emitió el lunes la Mesa Directiva del Congreso en contra del primer ministro Torres «es muy ofensivo» y no representa a todos los parlamentarios.

«No creo que represente a los 130 parlamentarios, creo que representa a María del Carmen Alva, para ser precisa, aún no he conversado con los miembros de la Mesa Directiva», comentó.

La directiva acusó el lunes al Gobierno de estar llevando a cabo una estrategia de «desprestigio sistemático» contra el Legislativo, luego de que Torres denunciara que un sector de la oposición ha puesto en marcha un plan para destituir al izquierdista Castillo.

Calificó, en ese sentido, de «irresponsables» las declaraciones de Torres y lo acusó de haberse dirigido a Alva «en tono amenazante», además de haberlos llamado «golpistas».

Torres emitió su pronunciamiento público después de que una revista local publicara el pasado viernes que un grupo de legisladores de derecha y extrema derecha se reunieron con Alva para conversar sobre la eventual destitución de Castillo.

Un sector de la oposición política y de medios locales ha pedido en los últimos días la renuncia de Castillo e incluso se han anunciado propuestas legislativas de una moción de vacancia y una acusación constitucional para intentar destituir al mandatario.

El Gobierno afrontó durante la semana pasada una grave crisis interna, que Castillo intentó aliviar con la designación de Torres luego de que el congresista Héctor Valer debiera renunciar como primer ministro solo cuatro días después de asumir el cargo, presionado por denuncias de violencia familiar en su contra.

El nuevo gabinete, el cuarto desde que Castillo asumió el poder el pasado 28 de julio, está ahora a la espera de que el Congreso indique cuándo deberá acudir ante el pleno para exponer y debatir la política general de su gestión y pedir el voto de confianza. 

Noticias relacionadas

Deja un comentario