Nicaragua: Policía investiga a obispo Álvarez por «ejecutar actos de odio»

Monseñor Rolando Álvarez está recluido desde el jueves en la Curia Episcopal, sitiado por fuerzas policiales. La Policía advirtió que no dejará salir de sus casas a las personas investigadas por «alterar la paz».

La Policía de Nicaragua acusó el viernes (05.08.2022) a la Iglesia católica y al obispo Rolando Álvarez, que denuncia desde el jueves sufrir asedio policial, de incitar «a ejecutar actos de odio» y violencia para «desestabilizar» al país, al tiempo que anunció la apertura de una investigación.

«Las altas autoridades de la iglesia católica, Diócesis de Matagalpa, encabezada por el obispo monseñor José Rolando Álvarez (..) están intentando organizar grupos violentos e incitándolos a ejecutar actos de odio en contra» del gobierno, dijo la Policía Nacional en un comunicado.

La entidad indicó que la investigación cubrirá a varias personas, incluyendo el obispo -una figura religiosa muy crítica del gobierno de Daniel Ortega- y advirtió que estas no podrán salir de sus casas mientras dure el proceso investigativo.

Álvarez se encuentra recluido desde el jueves en el Palacio Episcopal, sitiado por fuerzas especiales de la Policía que no lo dejan salir junto a seis sacerdotes y a seis laicos. Este viernes ofició una misa desde ese mismo lugar, rodeado por decenas de agentes policiales y tropas antimotines.

El anuncio policial se difunde horas después de que la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, criticara los «pecados de lesa espiritualidad” y «el exhibicionismo del odio”, en una aparente alusión a monseñor Álvarez.

«El odio es un crimen, y todo crimen es un delito que debe investigarse y desde las instituciones respectivas tomar las medidas, para que nunca más la violencia o el odio pretendan arrebatarnos la paz”, advirtió la poderosa mujer del presidente Ortega.

Más temprano, el diputado sandinista Wilfredo Navarro, uno de los directivos del Parlamento, acusó a monseñor Álvarez de estar “incitando a la violencia y al desorden”.

El pasado lunes el gobierno de Ortega cerró ocho radios y un canal de televisión de Matagalpa, por supuestos asuntos técnicos. Siete de las emisoras clausuradas pertenecían a la Diócesis provincial que administra Álvarez, incluyendo Radio Católica del municipio de Sébaco, cuyo párraco Uriel Vallejos quedó sitiado por la policía dentro de la Casa Cural de la localidad norteña.

Según medios de prensa locales, Vallejos habría logrado salir de ese sitio la noche del jueves hacia “un lugar seguro”, pero esta información no ha sido confirmada por el religioso.

El gobierno de Nicaragua mantiene en prisión a casi 190 personas, según la oposición, en su mayoría arrestadas durante la campaña electoral de 2021, tras la cual Ortega se reeligió para un cuarto mandato consecutivo. Siete de los capturados eran precandidatos a la presidencia que pretendían disputarle el poder.

Noticias relacionadas

Deja un comentario