El papa reanuda viajes suspendidos con ansiada visita a Irak

(Vaticano, diciembre 07/EP).’  Con la esperada visita a Irak que se anunció este lunes para marzo de 2021, el papa Francisco reanudará sus viajes apostólicos, que quedaron suspendidos por la pandemia de COVID-19 desde hace más de un año.
El viaje del papa argentino a Irak, del 5 al 8 de marzo de 2021, anunciado hoy por el portavoz vaticano, Matteo Bruni, será el primero después del que realizó en noviembre de 2019 a Tailandia y Japón.
A principios de 2020, el Vaticano había confirmado el primer viaje del pontífice. Sería una corta visita a Malta prevista para el 31 de mayo, pero el estallido de la pandemia mundial obligó a su cancelación.

«El papa Francisco, aceptando la invitación de la República de Irak y de la Iglesia Católica local, efectuará un viaje apostólico a este país del 5 al 8 de marzo de 2021», señaló hoy el portavoz vaticano.

El papa «visitará Bagdad, la llanura de Ur, ligada a la memoria de Abraham, la ciudad de Erbil (capital de la región autónoma kurda), así como Mosul y Qaraqosh, en la llanura de Nínive», aunque el programa detallado «se publicará a su debido tiempo» y se «tendrá en cuenta la evolución de la «emergencia sanitaria mundial», añadió Bruni.

Francisco había expresado en varias ocasiones su deseo de visitar ese país árabe para apoyar a los cristianos perseguidos y conocer una tierra «que tanto ha sufrido».

«Un pensamiento insistente me acompaña pensando en Irak», comentó en junio de 2019 durante una audiencia con los participantes en la Reunión de las Obras de Ayuda a las Iglesias Orientales.
En enero de este año, la posibilidad del viaje se hizo más patente cuando Francisco recibió en audiencia al presidente de Irak, Barham Saleh, en el Palacio Apostólico, en un clima de «cordialidad», según se informó.

Hablaron sobre los retos que enfrenta Irak y «la importancia de favorecer la estabilidad y el proceso de reconstrucción», dice el Vaticano en un comunicado. Y también de la minoría cristiana presente en este país, víctimas de la persecución de los yihadistas y de la violencia.

Según el comunicado del Vaticano, el papa y el mandatario iraquí destacaron «la importancia de preservar la presencia histórica de los cristianos en el país, del que son parte integrante, y su significativa contribución a la reconstrucción del tejido social».

Noticias relacionadas

Deja un comentario