VARIEDADES:

Pedro Castillo intenta apaciguar críticas con dos últimos ministros

El presidente peruano ha intentado reconducir la crisis generada en el inicio de su gestión con la incorporación a su gabinete de ministros del economista Pedro Francke y del jurista Aníbal Torres, ambos de amplia trayectoria y muy reconocidos en su país

El presidente de Perú, Pedro Castillo, ha intentado reconducir la crisis generada en el inicio de su gestión con la incorporación a su gabinete de ministros del economista Pedro Francke y del jurista Aníbal Torres, ambos de amplia trayectoria y muy reconocidos en su país.

Ambos ministros se habían resistido a jurar a los cargos de Economía y Justicia el pasado jueves, minutos antes de que fuera anunciado el grueso del gabinete, por aparentes diferencias políticas con el presidente del Consejo de Ministros, el izquierdista radical Guido Bellido.

El también legislador del partido oficialista Perú Libre ha generado una ola de críticas contra Castillo por su designación como primer ministro debido a que representa al ala dura de su movimiento y porque tiene una investigación en curso por apología al terrorismo, además de haber sido señalado por sus comentarios homofóbicos y misóginos en redes sociales.

Además de los pedidos de prácticamente todos los sectores políticos para que remueva a Bellido del cargo, el mandatario se encontró el viernes con el descalabro de los mercados financieros, agudizado por la incertidumbre sobre la designación pendiente del ministro de Economía.

A lo largo del viernes, Pedro Castillo, que tuvo que viajar de urgencia a Piura por el impacto de un sismo, dialogó nuevamente con Francke y Torres para limar las diferencias que los habían hecho dudar de sumarse al Ejecutivo y sobre todo de su postura frente a Bellido.

Primer ministro señala compromiso con democracia

En las últimas horas, Bellido publicó un comunicado en el que ratificó su más firme «compromiso con la democracia, la gobernabilidad y los derechos humanos» y su rechazo categórico con «toda forma de violencia y de terrorismo en todos sus extremos».

Asimismo, manifestó su compromiso con la igualdad plena de derechos y con la erradicación del «racismo, el clasismo, el machismo y la homofobia que aún están profundamente arraigados en la sociedad».

No obstante, sus declaraciones las recibieron con recelo y los legisladores del Partido Morado Flor Pablo y Edward Málaga, entre otros, han insistido en redes sociales con el pedido de que renuncie «si en verdad quiere lo mejor para el país».

Noticias relacionadas

Deja un comentario