VARIEDADES:

Portugal: triste victoria socialista y gol de la derecha en Lisboa

De un total de 308 municipios, los socialistas gobernarán en 149; el PSD se queda con 114, tras ganar 16 nuevas plazas; la coalición de izquierdas CDU retrocede y los independientes lideran 20 cámaras, entre ellas la de Oporto.


(Lisboa, Sep 27/EN).- Las elecciones municipales dejaron inesperadas sorpresas en Portugal. Los socialistas son todavía la fuerza más votada tras una amarga noche en la que perdieron Lisboa, su bastión estratégico, frente al tecnócrata Carlos Moedas por menos de un punto.

Ninguna encuesta previa a las elecciones apuntaba la derrota socialista en Lisboa y el empate técnico anunciado tras el cierre de las urnas abrió una larga noche de tensión en el Partido Socialista y de euforia en el conservador Partido Socialdemócrata (PSD), líder de la oposición.

Avanzada la madrugada se confirmaba el triunfo del excomisario europeo por poco más de 2.000 votos —34,25% de los votos frente a 33,3%— tras una jornada marcada por la abstención, que superó 46%.

Un duro e inesperado golpe para el PS, que ganó las municipales en 2013 y 2017 —con un récord de 38% de votos— y que se mantiene como la fuerza más votada, aunque pierde Lisboa tras 14 años de gobierno y cae en otra plaza clave, Coimbra.

La derecha avanza y se consolida —sobre todo en centros urbanos— mientras el ultraderechista Chega se desploma.

De un total de 308 municipios, los socialistas gobernarán en 149 —12 menos que en 2017—; el PSD se queda con 114, tras ganar 16 nuevas plazas; la coalición de izquierdas CDU —liderada por el Partido Comunista— retrocede y los independientes lideran 20 cámaras, entre ellas la de Oporto, donde Rui Moreira revalida su victoria pero sin mayoría absoluta.

Un tecnócrata para cambiar Lisboa


Llegó a ser conocido como el «ministro de la troika» o el «señor troika» en Portugal. Carlos Moedas, hombre de confianza del exprimer ministro conservador Pedro Passos Coelho, fue uno de los negociadores del rescate durante el crack de la economía lusa, entre 2011 y 2014.


Hijo de un histórico periodista comunista del Alentejo, Carlos Moedas (Beja, 1970), ingeniero de formación, trabajó para Goldman Sachs antes de saltar a la política.

Del gobierno de Passos salió para instalarse en Bruselas como comisario de Investigación, Ciencia e Innovación.

A su vuelta, en 2019, encontró refugio en la Fundación Gulbenkian, desde donde volvió a la arena política en una campaña seguida de cerca por su mentor.

Noticias relacionadas

Deja un comentario