Protestas en Cuba: «Queremos que las medicinas entren al país»

La escasez de productos básicos y medicinas, los apagones eléctricos en algunas regiones y la generalización de tiendas de pago exclusivo en divisas son algunos de los problemas que motivaron la primera protesta espontánea el pasado sábado, 11 de julio, en Cuba.

Según el portal El Diario de Cuba, en barriadas habaneras como Diez de Octubre, Cerro, Plaza, Centro Habana y La Habana Vieja, miles de ciudadanos se sumaron a la protesta sin precedentes y fueron reprimidos violentamente por elementos de tropas especiales del Ministerio del Interior, las Fuerzas Armadas (FAR), y grupos paramilitares del Partido Comunista, la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y otras organizaciones como la Federación de Mujeres Cubanas y la Asociación de Combatientes, armados con bates de béisbol y objetos contundentes.

La jornada de protesta se considera histórica, ya que nunca se habían producido estos actos desde la Revolución de 1959, con la excepción del célebre «Maleconazo» de 1994, cuando grupos de manifestantes salieron a la calle en La Habana para protestar por la escasez durante la crisis.

«No vamos a parar. Lo que empezó en San Antonio de los Baños terminará siendo el país entero. Ya nos cansamos de morirnos y ver morir a nuestra gente porque no hay ni aspirinas en este país. Ya nos cansamos de las mentiras y de las promesas. No somos opositores ni mercenarios ni confundidos. Somos los cubanos de a pie que queremos quedarnos en nuestro país. Que se vayan ellos», dijo Ana Rodríguez, al ser entrevistada por el portal de noticias.

«Queremos medicinas que el Gobierno no tiene y no quiere que entren al país. Prefieren dejar que las personas se mueran antes de dar su brazo a torcer; y prefieren caernos a palos y ponernos cubano contra cubano antes que aceptar que Cuba ya no da más», denunció María Betancourt.

En otros testimonios recogidos por el portal, los manifestantes también denunciaron «un apagón tecnológico total» para evitar que las personas pudieran comunicarse a través de los datos móvil: «Apagaron el servicio de datos para poder mentir en la televisión y decir que quienes se lanzaron a las calles eran delincuentes y estúpidos pagados por el imperialismo», aseguró Arletis Castro.

Noticias relacionadas

Deja un comentario