Rechazo a presidente de Perú sube a 76%, su nivel más alto en 9 meses de gestión

Pedro Castillo enfrentó a inicios de semana severas protestas en las que se le pedía su renuncia con marchas y bloqueos de carreteras en varias ciudades del país, que dejaron al menos un muerto y una veintena de heridos

El rechazo al presidente de Perú, el izquierdista Pedro Castillo, se disparó a 76% alcanzando su nivel más alto en 9 meses de gobierno, en medio de protestas por alzas de precios en alimentos y combustibles, según un sondeo difundido la noche del domingo por la prensa y redes sociales.

«76% de peruanos desaprueba la gestión de Pedro Castillo, y 19% la aprueba. Es la aprobación más baja registrada durante todo su gobierno», indicó la encuestadora Ipsos a través de su cuenta en Twitter.

El resultado negativo de Castillo supone un incremento de 10 puntos porcentuales respecto al sondeo de marzo de la misma compañía. En abril, 5% no quiso evaluar su gestión.

El sondeo de abril de Ipsos recoge también que aumentó en 10 puntos el porcentaje de peruanos que está a favor de que el actual presidente renuncie a su mandato, que debe concluir en julio de 2026.

«63% de peruanos cree que el Presidente debería renunciar, y 35% que debería continuar hasta concluir su mandato en 2026», indica la encuesta que propaló el canal América Televisión.

En marzo pasado, 53% era favorable a la idea de que Castillo dé un paso al costado.

El Congreso, controlado por una oposición de derechas y que ha buscado en vano en dos ocasiones destituir a Castillo, tampoco saca buena nota para los ojos escrutadores del peruano de a pie.

«79% de peruanos desaprueba al Congreso de la República, y 14% lo aprueba. Desde la medición de agosto de 2021, la desaprobación subió 35 puntos», aseguró Ipsos usando como referencia el primer mes en que sondeó la popularidad del Legislativo.

El sondeo de Ipsos tiene un margen de error de +/- 2,8% y consultó a 1.205 personas mayores de edad en varias ciudades de Perú el 7 de abril.

Castillo enfrentó a inicios de semana severas protestas en las que se le pedía su renuncia con marchas y bloqueos de carreteras en varias ciudades del país, que dejaron al menos un muerto y una veintena de heridos.

El gobierno recurrió a un toque de queda de 22 horas en Lima para frenar la protestas, que tuvo que revocar ante la presión popular que desacató la medida.

El incremento de precios de los alimentos de primera necesidad así como el de los combustibles se gatilló por la invasión de Rusia a Ucrania.

El presidente peruano es un maestro rural de 52 años que ganó inesperadamente en junio pasado las elecciones al frente de un pequeño partido de corte marxista-leninista con 50,12% de los votos, en un reñido balotaje contra la derechista Keiko Fujimori.

En el Congreso los opositores radicales lo acusan de «falta de rumbo» y permitir la corrupción en su entorno.

Noticias relacionadas

Deja un comentario