Reino de Noruega explora nuevas posibilidades de diálogo en Venezuela

El gobierno de Noruega explora la posibilidad de retomar el diálogo entre el madurismo y la oposición en Venezuela antes de las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos, aseguraron fuentes familiarizadas con la reciente visita de diplomáticos a Caracas, la semana pasada.

La Voz de América pudo conocer que los diplomáticos del gobierno noruego regresaron a su nación el sábado, un día después de que Juan Guaidó, confirmara la visita en un comunicado oficial.

El despacho de Guaidó, a quien más de 50 gobiernos consideran el mandatario de Venezuela, informó el viernes pasado que una delegación de diplomáticos noruegos llegaría al país para conocer la situación actual del país caribeño en lo político y lo humanitario.

En la notificación, el líder de la oposición detalló que los emisarios de Noruega no tenían una “agenda previa” y reafirmó que en Venezuela no hay un proceso de negociación en marcha.

“Hemos reiterado que el proceso de mediación que realizó el Reino de Noruega finalizó el año pasado cuando la dictadura se negó a que se celebren elecciones presidenciales y parlamentarias libres y justas. No existe en este momento ningún proceso de negociación”, apuntó el texto formal.

El gobierno en disputa de Nicolás Maduro no se ha referido públicamente a la visita. Tampoco se ha conocido si representantes del chavismo se reunieron con los delegados noruegos.

La VOA supo que la intención de Noruega es sopesar la posibilidad de una negociación política en Venezuela antes de que inicie formalmente la campaña electoral en Estados Unidos.

Una fuente vinculada a la oposición indicó que los noruegos vinieron por propia iniciativa, pues consideran que “el mejor momento” para retomar conversaciones es antes de las votaciones estadounidenses de noviembre, donde el presidente Donald Trump buscará la reelección ante el más que probable candidato demócrata y exvicepresidente Joe Biden.

Según esta versión, el Reino de Noruega considera que es probable que cualquier solución democrática en Venezuela, con la venia de Estados Unidos, no se materialice sino hasta después de la elección, dentro de cuatro meses.

“Creen que esta es una buena oportunidad, porque en agosto Estados Unidos comienza su campaña y cualquier solución para Venezuela quedará rezagada por el momento”, dijo la fuente.

La Voz de América

Noticias relacionadas

Deja un comentario