Rosneft abandona sus negocios en Venezuela, pero Rusia los retomará

La petrolera estatal rusa anuncia el cese de sus actividades en el país caribeño, donde estaba muy presente, a causa de la amenaza de sanciones estadounidenses. Aunque vende el negocio a otra empresa del Kremlin.

«Rosneft anuncia el fin de sus operaciones en Venezuela y la cesión de sus activos» en el país sudamericano, indicó el comunicado de la compañía petrolera rusa Rosneft, controlada por el Estado. La cesión de los activos será a otra empresa cien por cien propiedad del Estado ruso también, incluidas «las empresas conjuntas de Petromonagas, Petroperija, Boquerón, Petromiranda y Petrovictoria, así como las empresas de servicios de campos petroleros, operaciones comerciales y de comercio».

Rosneft, liderado por Igor Sechin, cercano al presidente Vladimir Putin, dijo que este movimiento significa que «todos los activos y operaciones comerciales de Rosneft en Venezuela y/o conectados con Venezuela serán disueltos, finalizados o liquidados». El pago supondrá un 9,6% de las acciones de la propia Rosneft, que pasarán a autocartera.

consultados por AP vieron el movimiento como un intento de Rusia de proteger a Rosneft de nuevas rondas de sanciones de Estados Unidos, mientras que mantiene su apoyo incondicional a Maduro. La subsidiaria de Rosneft que vende crudo a los clientes europeos se vio afectada recientemente por las sanciones de los Estados Unidos, y las autoridades estadounidenses han prometido mantener la presión para obligarla a detener las operaciones venezolanas.

Citado por la agencia de prensa Ria Novosti, el portavoz de Rosneft, Mijail Leontiev, afirmó que la empresa había «cumplido con sus obligaciones y tiene el derecho ahora de esperar» el levantamiento de las sanciones en su contra.

Noticias relacionadas

Deja un comentario