Rusia pide a los barcos extranjeros atracados en Mariúpol que se marchen

Moscú.– El Ministerio de Defensa de Rusia se dirigió hoy a los países a los que pertenecen los seis barcos extranjeros que aún permanecen en Mariúpol para que abandonen ese puerto ucraniano del mar de Azov controlado por las tropas rusas.

«Llamamos a las autoridades diplomáticas de Bulgaria, República Dominicana, Liberia, Panamá, Turquía, Jamaica y a la Organización Marítima Internacional que influyan de modo efectivo en los propietarios de los barcos que están en el puerto de Mariúpol para que regresen a sus lugares de origen», señaló la entidad castrense.

El jefe del Centro Nacional de Mando de la Defensa de Rusia, general coronel Mijaíl Mizíntsev, recordó que la Armada Rusa erradicó el peligro de minas en la zona del puerto y aseguró que desde la víspera hay un corredor humanitario abierto en el mar.

«Pese a las condiciones creadas por parte rusa para la salida segura de seis cargueros extranjeros anteriormente bloqueados por Ucrania (…) del puerto de Mariúpol, las autoridades de los países a los que pertenecen las compañías navieras no han tomado hasta el momento las medidas para retirar estos navíos», señaló.

Tras la toma definitiva de Mariúpol por parte de las tropas rusas, Azov se ha convertido en un mar interior de Rusia, que busca en estos momentos poner en marcha las instalaciones portuarias de esta ciudad.

Estos anuncios tienen lugar en el contexto de denuncias internacionales que acusan a Rusia de robar cereales en los puertos ucranianos que controlan, algo que Moscú ha negado.

Mizíntsev acusó este jueves a Occidente de intentar sacar cuanto antes los cereales de Ucrania «sin importar qué ocurrirá en el país una vez que los silos ucranianos queden vacíos».

«Todo esto se produce en medio de la histeria del ‘Occidente civilizado’ y de sus falaces acusaciones acerca de que la Federación de Rusia crea artificialmente una crisis alimentaria», aseguró.

Noticias relacionadas

Rusia pide a los barcos extranjeros atracados en Mariúpol que se marchen

Moscú.– El Ministerio de Defensa de Rusia se dirigió hoy a los países a los que pertenecen los seis barcos extranjeros que aún permanecen en Mariúpol para que abandonen ese puerto ucraniano del mar de Azov controlado por las tropas rusas.

«Llamamos a las autoridades diplomáticas de Bulgaria, República Dominicana, Liberia, Panamá, Turquía, Jamaica y a la Organización Marítima Internacional que influyan de modo efectivo en los propietarios de los barcos que están en el puerto de Mariúpol para que regresen a sus lugares de origen», señaló la entidad castrense.

El jefe del Centro Nacional de Mando de la Defensa de Rusia, general coronel Mijaíl Mizíntsev, recordó que la Armada Rusa erradicó el peligro de minas en la zona del puerto y aseguró que desde la víspera hay un corredor humanitario abierto en el mar.

«Pese a las condiciones creadas por parte rusa para la salida segura de seis cargueros extranjeros anteriormente bloqueados por Ucrania (…) del puerto de Mariúpol, las autoridades de los países a los que pertenecen las compañías navieras no han tomado hasta el momento las medidas para retirar estos navíos», señaló.

Tras la toma definitiva de Mariúpol por parte de las tropas rusas, Azov se ha convertido en un mar interior de Rusia, que busca en estos momentos poner en marcha las instalaciones portuarias de esta ciudad.

Estos anuncios tienen lugar en el contexto de denuncias internacionales que acusan a Rusia de robar cereales en los puertos ucranianos que controlan, algo que Moscú ha negado.

Mizíntsev acusó este jueves a Occidente de intentar sacar cuanto antes los cereales de Ucrania «sin importar qué ocurrirá en el país una vez que los silos ucranianos queden vacíos».

«Todo esto se produce en medio de la histeria del ‘Occidente civilizado’ y de sus falaces acusaciones acerca de que la Federación de Rusia crea artificialmente una crisis alimentaria», aseguró.