VARIEDADES:

Sectores sociales de Ecuador anuncian protesta nacional para el 19 de enero

La alianza de sectores sociales pide bajar el precio del galón americano (3,78 litros) de diésel a 1,50 dólares y de la gasolina corriente a 2,10 dólares, algo que Guillermo Lasso descartó

El denominado Frente Popular (FP) que aglutina a sectores sociales de trabajadores, docentes, estudiantes y amas de casa de Ecuador, anunció un paro nacional para el 19 de enero, según un comunicado emitido este domingo por la organización.

«19 de enero, jornada nacional de movilización», reza en la resolución adoptada por el FP tras una asamblea nacional.

La organización insta a «preparar acciones» de protesta que se irán desarrollando paulatinamente con marchas focalizadas desde este lunes.

Este colectivo social rechaza «la política antipopular y neoliberal» del presidente derechista Guillermo Lasso.

«Este 19 será una respuesta importante de los sectores sociales para enfrentar las políticas neoliberales», sostuvo Nelson Erazo, presidente nacional del FP, en declaraciones difundidas por la prensa local.

El gobernante conservador decretó el año pasado aumentos de hasta 12%, llevando el diésel de 1,69 a 1,90 dólares y la gasolina de 2,50 a 2,55 dólares. Desde 2020 el valor de los combustibles en Ecuador ha aumentado de manera progresiva en un 90%.

La medida provocó protestas con marchas y cierre de carreteras por parte de sectores indígenas y de trabajadores en todo el país, que dejaron 37 detenidos y ocho policías heridos.

«Enemigo» de la democracia

El FP también se solidarizó «con Leonidas Iza y el resto de dirigentes sociales perseguidos por este y los anteriores gobiernos».

Lasso acusó en esta semana a Iza, máximo líder indígena, de querer «tumbar» a su gobierno y lo tildó de «enemigo» de la democracia.

El presidente de la poderosa y opositora Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) desde junio pasado, por su parte, ha calificado de «fascista» al mandatario, un exbanquero de 66 años que asumió el poder el 24 de mayo de 2021.

La alianza de sectores sociales a la cabeza pide bajar el precio del galón americano (3,78 litros) de diésel a 1,50 dólares y de la gasolina corriente a 2,10 dólares, algo que Lasso ya descartó.

También, rechaza «la megaminería y la explotación petrolera que impulsa el gobierno de Lasso», así como las privatizaciones y ventas de sectores estratégicos, entre ellos bancos estatales y empresas de servicios de telefonía y electricidad.

La Conaie, que aún no ha definido si apoyará este movilización, lideró violentas protestas en octubre de 2019 contra el alza de combustibles, que dejaron once muertos y obligaron al entonces mandatario Lenín Moreno (2017-2021) a dar marcha atrás con los aumentos.

Noticias relacionadas

Deja un comentario