Seis candidatos siguen en competencia para suceder a Boris Johnson

Nadhim Zahawi y Jeremy Hunt no alcanzaron los votos necesarios para afianzar sus candidaturas. El exministro Rishi Sunak fue quien cosechó mayores respaldos entre los conservadores.

 El exministro británico de Economía Rishi Sunak encabezó este miércoles (13.07.2022) el recuento de la primera votación entre diputados conservadores para elegir a la persona que reemplazará a Boris Johnson al frente de su partido y, por tanto, se convertirá en el nuevo primer ministro. Sunak alcanzó 88 votos, mientras la exministra de Defensa Penny Mordaunt obtuvo un notable resultado al sumar 67 apoyos.

También superaron este primer corte la antigua secretaria de Estado de Igualdades Kemi Badenoch, que logró 40 votos, la abogada general del Estado, Suella Braverman, que se quedó con 32, la ministra de Asuntos Exteriores, Liz Truss, con 50, y Tom Tugendhat, con 37. Quienes no alcanzaron los 30 votos necesarios para pasar a la siguiente ronda fueron el actual ministro de Economía y sucesor de Sunak, Nadhim Zahawi, y el antiguo ministro de Sanidad Jeremy Hunt.

La siguiente ronda de votación será este jueves. El objetivo es que en las próximas semanas queden solo dos contendientes. De acuerdo con el calendario del Partido Conservador, el sucesor de Johnson se dará a conocer el 5 de septiembre, tras una votación de los miembros del partido en todo el país, en medio de un intento de los conservadores por reconstruir su apoyo popular lastrado por una serie de escándalos.

 ¿Por aclamación? No

El mismo Johnson sugirió que el nuevo líder podría ser elegido por «aclamación» antes de la próxima semana, si los dos últimos candidatos llegan a un acuerdo entre ellos. Sin embargo, los favoritos en competencia ya descartaron esta opción. Y pese a que el saliente premier afirmó que se mantendría al margen, sus cuadros más leales se han lanzado en picada contra el favorito Sunak, y han apuntalado la candidatura de la secretaria de Relaciones Exteriores, Liz Truss.

Johnson, que aún es primer ministro en funciones, se vio forzado a dimitir el pasado día 7 después de que más de 50 miembros de su Ejecutivo renunciasen en protesta por su gestión y los escándalos que salpicaron su liderazgo, como las fiestas en la residencia oficial del 10 de Downing Street durante la pandemia.

En tanto, el líder laborista, Keir Starmer, indicó que Johnson está «totalmente perdido por este final amargo», pero que puede conformarse con el hecho de que ya no tiene que seguir las reglas como lo hace todo el resto, en una referencia al escándalo del «Partygate» de las fiestas durante el confinamiento y otras polémicas durante su gobierno.

Noticias relacionadas

Deja un comentario