La Unión Europea acuerda medidas por 500.000 millones de euros

El plan para financiar la lucha contra la pandemia de coronavirus no recurrirá a la emisión de deuda comunitaria europea, los conocidos como «coronabonos», sino que recurrirá a otros mecanismos.

«Hoy la solidaridad europea es aún más fuerte, los europeos se enfrentan al reto de la pandemia del coronavirus y es importante que todos hayamos dado una respuesta común», dijo al iniciar una breve comparecencia el ministro federal de Finanzas alemán Olaf Scholz después de la reunión del Eurogrupo.

Además del reto sanitario, dijo, «se trata de la seguridad de los puestos de trabajo y de que las empresas puedan sobrevivir a la crisis y tras ella puedan seguir su actividad con éxito».

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea aprobaron, tras días de negociaciones infructuosas en los que se llegó a poner en duda la propia supervivencia del proyecto de unidad europeo, un plan de rescate económico para enfrentar el impacto de la pandemia del coronavirus con ayudas por 500.000 millones de euros, aunque sin recurrir a la emisión de deuda común (los habitualmente llamados «eurobonos», rebautizados como «coronabonos» al tratar de aprobarlos de urgencia por la crisis).

«Europa ha tomado una decisión y está lista para enfrentar la gravedad de la crisis», tuiteó el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, tras el encuentro, que acabó «con los aplausos de los ministros», según Mario Centeno, ministro de Finanzas portugués que preside el Eurogrupo.

Noticias relacionadas

Deja un comentario