Acceso a la Justicia: La ley contra el odio se ha utilizado para perseguir a la disidencia

El director de la ONG Acceso a la Justicia, Alí Daniels, consideró que los dos adultos mayores que fueron detenidos durante una protesta en contra del gobierno de Nicolás Maduro no estaban incitando al odio con sus pancartas


(Caracas, feb 15/EP).- .- Por protestar en contra del gobierno de Nicolás Maduro, dos personas de la tercera edad fueron privadas de libertad por el Tribunal Primero de Control del estado Vargas la tarde del pasado lunes, 14 de febrero.

El Tribunal aceptó la solicitud de la fiscalía y les imputó a los septuagenarios los crímenes de instigación al odio y agavillamiento, usando como base jurídica el artículo 20 de la Ley contra el Odio. Sin embargo, el director de la ONG Acceso a la Justicia, Alí Daniels, consideró que los septuagenarios no estaban incitando al odio con sus pancartas, señaló además que esta Ley se ha utilizado solo para perseguir a la disidencia.

«De ese mensaje, Venezuela pide justicia, fuera Maduro, yo no veo de ese mensaje ninguna expresión de odio, es simplemente una manifestación que cualquier ciudadano puede decir en cualquier momento sin que eso implique ningún odio», dijo el abogado.

Asimismo, manifestó que esta Ley se ha utilizado para perseguir a los ciudadanos que están en contra del gobierno de Nicolás Maduro. «La Ley no distingue, es decir, que cualquier persona, independientemente de edad que emita mensajes de odio está sujeto a la Ley, pero como es sabido el mensaje de odio es lo que interprete el gobierno de lo que es odio», dijo Alí Daniels, director de la ONG Acceso a la Justicia.

«Esta ley solo se ha utilizado para perseguir a la disidencia, y hay casos muy concretos que lo explican», agregó, al tiempo que detalló el caso del gobernador oficialista del estado Trujillo, Gerardo Márquez, quien en durante su acto de campaña manifestó: «Tienen que ayudarme. Donde haya un escuálido tenemos que sacarlo de las instituciones».

Sin embargo, estas declaraciones, a pesar de llamar a la violencia, no fueron investigadas o sancionadas por el Ministerio Público ni se aplicó la Ley contra el odio.

«En Twitter, más de una organización y varios ciudadanos le manifestaron al fiscal. ‘aquí hay una persona que dice que hay que caerle a golpes a la oposición’, pero de eso no se hizo nada. Aquí vemos cómo un mensaje claro de violencia, no generó ninguna reacción», agregó Daniels.

Noticias relacionadas

Deja un comentario