Asdrúbal Oliveros: Importación de productos ha perjudicado a la industria nacional

El economista Asdrúbal Oliveros calificó de indiscriminado el ingreso de productos importados a Venezuela debido a que han tenido impacto directo sobre el abastecimiento y han supuesto un “dolor de cabeza” para las empresas que aún producen en Venezuela.

Indicó que dichos movimientos abren paso a una mayor presencia de rubros originarios de otras naciones en el mercado nacional. “Es así como, por ejemplo, en el sector del cuidado personal por cada producto local existen, aproximadamente, dos productos importados”, expuso.

El director de ecoanalítica agregó que adicionalmente, el tipo de cambio contribuye al desarrollo de dicha situación ya que el Bolívar se encuentra artificialmente anclada a una “sobrevaluación”; es decir, que crece más lento que la inflación, haciendo más competitivos los productos importados que los locales.

A juicio del analista, la situación está asociada directamente con el déficit energético. En entrevista para HispanoPost explicó que el Ejecutivo Nacional “difícilmente puede permitirse que la capacidad instalada de la industria local en Venezuela, que en este momento está alrededor del 20%, suba significativamente porque no hay suficiente electricidad ni suficiente combustible para poder permitir que las industrias crezcan y se desarrollen”.

Por lo tanto, afirma que la única forma de estabilizar el abastecimiento de la economía es permitiendo la entrada de productos importados.

Oliveros aseveró que en los primeros cinco meses de 2020 las importaciones promediaron mensualmente 600 millones de dólares. Este monto representa un incremento significativo ya que equivale a una elevación de 1,5% frente a los primeros cinco meses del año pasado. “Los productos terminados se incrementaron 26% mientras que las materias primas tuvieron una reducción de 6,5% en el mismo período”, enfatizó.

“Creemos que en la lógica del gobierno de Maduro, las importaciones tienen un rol fundamental permitiendo estabilizar abastecimiento y, adicionalmente, sigue siendo una fuente de ingresos importantes para grupos de poder que manejan las estructuras de puertos y aeropuertos. Es una tendencia que no va a cambiar en el futuro, se va a mantener y profundizar y significará retos para la industria en Venezuela”, concluyó.

Con información de El Universal

Noticias relacionadas

Deja un comentario