Brasileños eran los dos hombres fallecidos en accidente aéreo en Táchira

Las autoridades, que lograron llegar al sitio de impacto tras varias horas de camino, se encontraron con una nave totalmente destrozada y los cuerpos de sus dos únicos ocupantes, atrapados entre los restos retorcidos del fuselaje habían burlado los radares de Venezuela


(San Cristóbal, May 24/LNT).- Por las tarjetas bancarias y otros documentos, las autoridades lograron la identificación de las dos personas fallecidas en el accidente aéreo ocurrido en horas de la tarde del pasado sábado en la zona de Porqueras, donde una aeronave se estrelló en una colina.

Esto, de acuerdo  al reporte de  los lugareños, quienes observaron un pequeño avión dar vueltas por la zona y luego escucharon “un fuerte estruendo”, hacia la zona conocida como “Las Lagunas”, en los páramos Batallón y La Negra, Parque Nacional Juan Pablo Peñaloza, municipio Jáuregui.

Los vecinos alertaron a las autoridades mediante mensajes de voz puestos en las redes sociales, en tanto que otros emprendieron el ascenso hasta el lugar del impacto, con la esperanza de prestar auxilio a posibles sobrevivientes, pero al llegar al sitio se encontraron con dos cadáveres, atrapados en los hierros retorcidos en que quedó convertida la pequeña aeronave.

“Lamentablemente, nos encontramos con los cuerpos sin vida de dos personas del género masculino y pese a que se logró una identificación preliminar a través de documentos encontrados en la destrozada avioneta, debemos verificar, antes de revelar los detalles”, comentó un funcionario.

Las personas de la zona comentaban con insistencia que posiblemente se trataba de una aeronave de bandera brasilera, situación que parece ser corroborada por un documento encontrado en el piso, en la parte externa del avión. “Para llegar al sitio donde se estrelló la avioneta hay que entrar por la zona de las antenas, en motocicleta o vehículo rústico, por tratarse de la ruta más corta, ya que por el sector de Las Porqueras es más lejos y difícil”, agregó el testigo.

Fue en esa zona donde se concentraron durante la noche del sábado las operaciones, por parte de los organismos de socorro y rescate, así como de investigación policial. Las malas condiciones climatológicas, un intenso frío y el terreno accidentado, se convirtieron en fuertes escollos a superar en medio de la oscuridad de la noche, cuando partieron las primeras comisiones. 

Noticias relacionadas

Deja un comentario