Casi 35 dólares semanalmente por 20 productos en el Táchira

Esta zona fronteriza con Colombia, realiza la mayoría de sus transacciones en pesos colombianos, los comerciantes ante la devaluación del bolívar incrementan los precios en esta divisa para proteger su ganancia  



(San Cristóbal, Junio 13/EN).- Una familia tachirense de cuatro o cinco personas puede gastar un promedio de 34,6 dólares o 121.100 pesos colombianos semanalmente.

La inflación sigue impactando la canasta alimenticia y amenazando la seguridad alimentaria de la población. 

Actualmente el salario mínimo es de 7.000.000 bolívares, equivalentes a poco más de dos dólares, por lo que para completar este mercado de 20 productos a la semana serían necesarios de entre 15 a 16 sueldos, reportó La Prensa Táchira.

Esta zona fronteriza con Colombia, realiza la mayoría de sus transacciones en pesos colombianos, los comerciantes ante la devaluación del bolívar incrementan los precios en esta divisa para proteger su ganancia de la abrupta pérdida de valor constante de la moneda nacional.


Asimismo, si algunas personas desean cancelar en bolívares, el precio aumenta 4% pagando un total de 115.653.928 bolívares o el equivalente a 36 dólares.

Los productos incluidos en la cesta son: Arroz, 3.500 COP; harina de maíz, 3500 COP; harina de trigo, 4.000 COP; azúcar, 3.200 COP; pasta, 4.000 COP; carne molida, 9.000 COP; carne en bistec, 14.000 COP; pollo, 8.000 COP; mortadela, 8.000 COP; queso, 10.000 COP; cebolla, 2.000 COP; tomate, 2.000 COP; zanahoria, 2.000 COP; y papa, 2.000 COP, en cantidades de un kilogramo.

También se tomó en cuenta, la mayonesa, 9.100 COP; mantequilla, 7.400 COP; y salsa de tomate, 4.500 COP, en sus presentaciones de 500ml; un cartón de huevos, 10.000 COP; y un litro de aceite, 8.400 COP.

Mercedes Mesa, una compradora de la localidad afirmó que «poco a poco los precios van subiendo, si uno compara las facturas o gastos en comida de hace meses, son muy inferiores a los actuales».

Por su parte, Nancy Useche, indicó que cada día es más difícil mantener a su familia. «Con el pasar de los días se come menos, porque los costos de los alimentos suben como la espuma», expuso.

Noticias relacionadas

Deja un comentario