Conindustria: 1.200 empresas cerradas y alrededor de 600.000 venezolanos afectados

El presidente de la Confederación Venezolana de Industriales, Conindustria, Adán Celis, en entrevista con Román Lozinski comentó que comenzar el último mes del año con 1200 empresas cerradas es todo un reto.

Ciertamente la metodología de 7×7 aplicada por la administración de Maduro ha sido una piedra para muchos empresarios, que, ante la crisis económica y la inflación, deben sortear un obstáculo más que les impide tener una producción parcial y continúa por lo que se han visto en la necesidad de cerrar sus puertas.

Para Celis, la flexibilización parcial debió de hacerse mucho antes, al menos para el sector industrial, pues desde el principio, siempre mantuvieron todo el protocolo de bioseguridad necesario para continuar con sus operaciones.

“Ciertamente, son 1200 empresarios que están perdiendo su sueño, pero estamos calculando alrededor de 150.000, 180.000 personas que ha perdido su trabajo, multiplica eso x 4 que es una familia promedio y te dan 600.000 venezolanos afectados”, resaltó Celis.

Respecto a la flexibilización total en diciembre, Celis lo ve como un respiro para pequeñas o medianas industrias, pero no para el sector industrial quienes no pueden tener un margen de operación viable con una incertidumbre de por cuánto tiempo se mantendrán activos.

“La economía es un tema serio (…) no se toman las medidas económicas completas, siempre son unos pañitos calientes”, añadió.

Celis destaca que han mantenido acercamiento con las autoridades, y apunta que ciertamente hay un sentido mutuo en la búsqueda de un cambio, y de estimular la producción nacional, sin embargo, no todo puede quedar en palabras, sueños y conversaciones si no se llevan a cabo las acciones necesarias.

“Tienes que llevar eso a medidas reales, a cambios de legislación, las inversiones no vienen al país por promesas de un funcionario” agrega Celis, quien afirma que el venezolano está a la espera que el sector privado tenga mayor acción en el país “porque sabe que cuando una empresa está manejada por una persona y no por el estado, da beneficios y empleos mejores de los que puede dar el estado”.

Finalmente, la proyección del sector industrial para mediados de enero es un panorama que Celis ve igual de lastimado, pues la caída de dicho sector venía en picada desde antes de la pandemia, hace 22 años.

Noticias relacionadas

Deja un comentario