Conindustria considera que nuevo CNE «No fue el resultado de amplio consenso»

(Caracas, Mayo 12/CD).- La Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) se pronunció este martes sobre la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE). La organización gremial consideró que la conformación del Poder Electoral no se llevó a cabo mediante el consenso de todos los actores políticos, en medio de la crisis que atraviesa el país.

Conindustria publicó un comunicado en el que subrayó que este nuevo CNE no proviene de un diálogo entre la “oposición democrática” y la Administración Maduro. En tal sentido, exhortó a que las decisiones de los procesos electorales deben llevarse a cabo mediante la concordia, “en favor de la paz y de la genuina expresión soberana de la nación”.

“El ascenso de estos ciudadanos a posiciones directivas del CNE y a sus órganos subalternos, no fue el resultado de un amplio consenso entre los distintos factores de la oposición democrática y de la representación del sector oficial. Ello ha generado posiciones y reacciones encontradas que no contribuyen con un ambiente de unidad nacional”, indicó Conindustria.

El Parlamento elegido el 6 de diciembre anunció el 4 de abril que Pedro Calzadilla, Tania D’ Amelio, Alexis Corredor, Enrique Márquez y Roberto Picón serán los nuevos rectores principales del Poder Electoral, así como sus 10 suplentes (dos por cada principal). Estos ciudadanos deben encargarse de arbitrar las elecciones regionales y municipales que se llevarían a cabo este año.

CNE que cumpla la ley


La organización exhortó a este nuevo CNE a cumplir las leyes, algo que consideró “primordial” para una democracia. En tal sentido, aseguró que la nueva obligación de los rectores electorales es denunciar las hipotéticas irregularidades que se puedan presentar durante los procesos.

“La posición que acaban de asumir los nuevos rectores del CNE los involucra en el conocimiento directo de hechos consustanciales con nuestra democracia. Su nueva responsabilidad les compromete y obliga a informar y a denunciar lo pertinente; en caso de que se presentaren situaciones reñidas con la legalidad y la vigencia de la Constitución. De lo contrario, serían copartícipes de sus efectos», explicó

El organismo concluyó que “persiste la situación de politización del CNE, con dominio evidente de factores que favorecen al sector oficial”. En consecuencia, instó a imponer la “ponderación y la racionalidad” para que dicho poder se “apegue estrictamente al imperio de la ley, sin favorecer a ninguna parcialidad política”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario